Baloncesto

Ojeda: «Desarrollo proyectos para ser competitivos y subir canteranos»

02/12/2018

El director deportivo satauteño del Alba Berlín alemán y ex del Club Baloncesto Gran Canaria, donde estuvo durante 17 temporadas, recibirá la Medalla al Mérito Deportivo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria el jueves 13 de este mes en el Auditorio Alfredo Kraus, tras valorar su trayectoria, su esfuerzo y su contribución a la promoción del deporte y de la ciudad.

— El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria le concede la Medalla al Mérito Deportivo. ¿Cómo la recibe?

— Estoy muy contento, me sorprendió bastante porque no me lo esperaba. Nunca había pensado en una situación así y menos cuando estás fuera, lejos de la primera línea del deporte en Gran Canaria, pero me hace ilusión que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria valore mi trayectoria en la isla y lo que estoy haciendo ahora fuera.

— ¿De quién o quiénes se acuerda en un momento así?

— Por encima de todo, me acuerdo de mi familia, que hace un esfuerzo y un sacrificio importante para que haya podido seguir desarrollando mi profesión lejos de casa. También tengo presente a mucha gente que me ha ayudado en todo este camino, sobre todo, el grupo de trabajo que pude tener en Gran Canaria y con el que ahora he podido volver a juntarme en Alemania, para desarrollar los proyectos tal y como creo que se deben hacer. Especialmente Raúl Rodríguez, pero también Carlos Frade, Israel González o Cristo Cabrera, y otros que no están aquí ahora, pero que contribuyeron para hacer un trabajo importantísimo como Ermís Papakonstantinou o más de los que me acuerdo cuando se reconocen situaciones así.

— Es el premio a una trayectoria deportiva de mérito en el Club Baloncesto Gran Canaria y en entidades como el Movistar Estudiantes, los Atlanta Hawks y, a día de hoy, en el Alba Berlín alemán...

— Sí, me dijeron que era un premio no solo al trabajo realizado en la isla sino también a nivel internacional, por lo que estoy muy orgulloso porque creo que he tratado de implantar proyectos con una filosofía de ser competitivos, puesto que es baloncesto profesional, pero, a la misma vez, tratando de fomentar el desarrollo de jugadores que se puedan ir incorporando para posibilitar un arraigo con el entorno. Tuve la suerte de poder conseguirlo en el Gran Canaria, aunque una parte del resultado se está viendo ahora con seis jugadores en la ACB de nuestro proyecto de cantera (Alejandro López, Petit Niang, Mouhamed Barro, Fabio Santana, Christian Díaz y Edy Tavares).

— Estuvo 17 temporadas en el Granca, donde comenzó como entrenador de las categorías de formación y terminó como director general y deportivo. ¿Qué recuerda de esa etapa?

— Sí, fue una etapa muy bonita e importantísima en mi vida profesional y personal porque hice muchas cosas de todo tipo. Empecé como entrenador y pasé por los conjuntos de cantera hasta ser ayudante del primer equipo con muy buenos entrenadores, compaginándolo con otros trabajillos como acomodador en el CID o correturno en el pabellón de la Vega de San José. Me quedo con la satisfacción de haber crecido con el club habiendo pasado por diferentes funciones, con un grupo de trabajo que ponía muchísima pasión, y una etapa que acabó con una historia tan emotiva como la de Tavares. Cómo lo vimos y que ahora sea un jugador tan dominante en Europa habiendo salido de la cantera del Granca.

— Sin embargo, en 2012 y con contrato en vigor hasta 2014 fue despedido por la directiva presidida por Joaquín Costa, que pretendía rebajar sus funciones y que ocupara solo la parcela de director deportivo, algo a lo que usted se negó...

— No acabó de la manera que yo esperaba y realmente durante mucho tiempo pensé que eso podía empañar un poco todo, pero separé lo que significa la entidad de las personas que ocasionalmente están en cada momento porque la gente va y viene. Me daba un poco de miedo que esa etapa tan importante en mi vida acabara con una sensación de injusticia por la manera que fue, pero tengo que decir que la cerré de forma normal y sin traumas gracias a la labor del abogado Domingo Tarajano, ya que llevó a cabo un trabajo excelente y fue capaz de conseguir que el tema se cerrara demostrando que todo lo que se había argumentado para mi despido era mentira, y que se trataba de desprestigiar el trabajo que había hecho, que unas veces fue mejor o peor, pero siempre de forma honesta y sacrificada. No pasa nada si las etapas se acaban, pero tiene que ser de una manera normal. Me quedé con una sensación de justicia y de tranquilidad.

— ¿Cómo valora el momento deportivo actual del club grancanario?

— Sé que hay cierto descontento en el entorno por el tema competitivo, pero pienso que es muy difícil compaginar de manera plenamente competitiva dos competiciones como la ACB y la Euroliga. Da igual que tengas jugadores veteranos o que hayan jugado alguna vez la Euroliga porque la competición te hace pagar la inexperiencia, y eso se ve en partidos en los que compites bien y dominas aunque no sea con un margen claro, pero, al final, el otro equipo le da vuelta por experiencia. El Gran Canaria está compitiendo en la Euroliga y lleva tres victorias, así que considero que está haciendo un buen papel, y en la ACB es verdad que no va como está acostumbrado en los últimos años. Hay que tener un poco de paciencia y saber a lo que uno se enfrentaba en una situación así. A los que están en el día a día les corresponde valorar si hay cosas que se pueden hacer, pero desde la distancia es lo que pienso.

— ¿Esperaba este arranque en la Liga Endesa y en la Euroliga?

— Uno nunca espera que el arranque del Granca sea con sensaciones no tan positivas, lo esperaba en la Euroliga, pero en la ACB igual no por estar acostumbrado a verlo siempre arriba y ser uno de los equipos más dominantes de la competición. Pero, independientemente de que ahora está a nivel de presupuesto entre los grandes, eso no garantiza que luego a nivel competitivo puedas demostrar que lo estés. Es difícil compaginar ambos torneos y lo está pagando en la ACB.

— Usted conoce bien a Salva Maldonado. Tras un inicio complicado, respira con dos victorias consecutivas...

— Conozco bien a Salva, pero los que están en el Granca también porque formó parte de una momento importante del crecimiento del club en su anterior etapa. Hay gente a la que le puede gustar más o menos su manera de entrenar, de afrontar las cosas o de lo que sea, pero siempre ha sido bastante claro, honesto con su planteamiento, trata de mantenerse en su filosofía y sé que está pasando por un momento difícil en cuanto a la expresión de las opiniones de los aficionados en los partidos, pero conoce muy bien un negocio en el que lleva muchísimos años. Sin ser agradable, no creo que le vaya a hacer tomar peores decisiones o abandonar el nivel de compromiso que tiene.

— ¿Comprende que sea pitado en cada encuentro en el Gran Canaria Arena por una parte de la afición?

— En su primera etapa empezó de una manera similar porque yo estaba de ayudante. Veníamos de dos temporadas muy buenas con Pedro Martínez y empezamos perdiendo partidos de forma consecutiva en el CID. Recuerdo que en uno de esos partidos hubo una pitada. Luego fuimos a cenar y estaba bastante preocupado porque era la primera vez que oía pitar al equipo. Sin embargo, terminamos quintos si no recuerdo mal, fue un temporadón y todo salió más adelante. Le deseo lo mejor porque es una buena persona, un buen profesional y aprendí mucho de él en todos los sentidos.

— Cumple dos temporadas y media en Alemania. ¿En qué momento está el proyecto que lidera?

— El primer medio año fue de conocer un poco la ciudad y el club, y estoy empezando el tercero en un proyecto que se encuentra en un momento muy bueno porque los plazos se han acortado. Estamos tratando de consolidar el nivel competitivo mostrado el pasado curso al jugar la final de la Copa y por el título. Queremos llevarlo un poco más allá, sobre todo en la Eurocup, y lograr una plaza para la próxima Euroliga, que sería un sueño y un objetivo muy importante. La línea es bastante positiva y hemos cambiado la filosofía histórica de juego y de trabajar con los jóvenes que había en Alemania.

  • 1

    ¿Es Víctor García el entrenador que necesita ahora el Herbalife Gran Canaria?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados