Más obstáculos para una cita clave

Si hay un partido clave en el Top 16 de la Eurocopa para el Herbalife Gran Canaria ese es el de hoy (17.15 horas, Teledeporte) en Turquía. Los amarillos, con un balance de una victoria y una derrota, visitan a un Galatasaray Odeabank Estambul que aún no ha estrenado su casillero de triunfos.

La cita, sin ser a vida a muerte, es fundamental para optar a optar a ganarse un billete a los cuartos de final. Visto lo visto en las primeras dos jornadas, mucho se tiene que torcer para que el Darussafaka –que ya cuenta con dos victorias y con +35 en su basket-average particular– pierda una de las dos plazas que dan derecho a pasar de fase.

La otra está al rojo vivo entre los amarillos, el Alba Berlín –ambos con un triunfo y una victoria– y el Galatasaray, con dos derrotas, al que esta tarde le va la vida sumar.

Pero a pesar del balance negativo, visita el Gran Canaria a un rival con calidad de sobra para ganar a cualquiera en su guarida. Cuenta en su rotación con dos exACB con pasado claretiano: Richard Hendrix, y DaJuan Summers.

Junto a los exmarillos, el base-escolta veterano Alex Renfroe, que defendió los colores del Valladolid, Baskonia y Barcelona en España, se suma a una nave otomana plagada de artillería americana (a los ya nombrados se les unen Dwight Hardy, Jordan Taylor, Henry Walker y Scotty Hopson, que junto a la legión turca forman un equipo irregular en la Eurocopa y con muchos problemas en su competición doméstica (son décimos, con 5 triunfos y 10 derrotas).

Los amarillo, por su lado, llegan tras sufrir dos tropiezos seguidos. Ambas a domicilio, pero con síntomas muy diferentes. En Estambul se topó con un Darussafaka superior físicamente (88-70), y el pasado domingo, en Murcia ante el Ucam, luchó por un triunfo que se le escapó en los últimos minutos (84-78).

Pero aunque lo parezca, los resultados no son lo peor. Los viajes –encaran esta tarde el tercer compromiso seguido– cargan sobremanera las piernas de un grupo claretiano que, además, cuenta una vez más con las dudas de la participación de Albert Oliver, que no jugó en Murcia, a la que se le une la de Eulis Báez, con una microrrotura a nivel de los isquiotibiales. Bajas, de confirmarse, muy sensibles en un Herbalife obligado, una vez más, a desdoblarse.