«Los roles sí los tenemos definidos»

01/11/2019

Katsikaris, técnico del Gran Canaria, estima que «nuestro proceso de construir un equipo totalmente nuevo va a durar más». «Derrotas como la de la semana pasada nos pueden servir para cambiar el chip», añade

No para de repetir Fotis Katsikaris, entrenador jefe del Herbalife Gran Canaria, el objetivo de hacer equipo. Tras seis jornadas ya disputadas, el profesional griego insiste en seguir buscando la fortaleza coral, algo que está le costando. «Hemos jugado solo seis partidos. En los entrenamientos lo hacemos bien pero no es suficiente. Es un equipo nuevo y vamos a necesitar más tiempo. Tenemos que hacer un esfuerzo más en defensa sobre todo», analiza además de tomar la última derrota como referencia.

«Seguimos trabajando. Es obvio que hemos hecho un análisis de los errores cometidos, no solo tácticos sino de actitud, en defensa sobre todo... No es un secreto que en un nivel así, si no tienes una base de agresividad en defensa, seguro que no vas a tener la confianza necesaria en ataque. Se juntan las dos cosas. Desafortunadamente no tuvimos la mentalidad correcta para afrontar el partido contra la Penya. Fue un partido del que podemos aprender mucho sobre cómo afrontar los partidos cada uno individual y también como grupo para que no se repita otra vez», relata.

En cuanto a los roles de cada jugador, aclara Katsikaris con firmeza que «sí están definidos, no hay ninguna duda en eso y ellos lo saben, no pueden decir lo contrario. Lo que es cierto es que nuestro proceso de construir un equipo totalmente nuevo va a durar más. Ojalá apretando un botón estuviéramos listos en dos semanas, pero es algo que no puedes prever, pensar... Es un proceso diario que nos va a costar. No es un tema de roles, el rol de todos es dar el máximo cuando pisan la pista. Es lo que le pedimos y lo saben».

«Cada uno viene de donde viene, de hábitos diferentes, de ligas diferentes, y a veces no solo importa lo que diga el entrenador, sino la disponibilidad del jugador de pensar en lo que debe hacer por el equipo. Gran parte, por supuesto, es lo que dice el entrenador. Es un tema humano también. El grupo es magnífico, con buenas personas. Pero no es solo aceptar un rol, sino ver lo que tienes que darle al equipo, no lo que el equipo te puede dar a ti. Eso debe entrarles en sus cuerpos, en sus mentes. Derrotas como la de la semana pasada nos puede servir para cambiar el chip, estar más involucrados», añade un preparador griego al que no se le pasa por la cabeza posibles refuerzos: «No soy un entrenador de sacar conclusiones rápidas, sin tener paciencia. Soy de sacar lo máximo a los jugadores. Ver cómo funciona el uno con el otro. No he pensado en refuerzos».

Rabaseda, única baja.

Confirmaba ayer Katsikaris que el grupo se ha entrenado sin contratiempos, más allá de la baja ya confirmada de Rabaseda. «No ha habido ningún problema. Xavi no está aún recuperado. Está en el proceso de empezar poco a poco a tocar balón, pero no tenemos fecha de incorporación al grupo», aseveró el técnico griego.