Baloncesto: Liga Endesa

La firme amenaza del descenso agarrota al Herbalife Gran Canaria

12/02/2019

La derrota ante el colista Delteco GBC deja secuelas en un Herbalife Gran Canaria ya de por sí inmerso en un estado de crisis de resultados. El grupo claretiano se tambalea en una Liga Endesa donde la sombra del descenso ya es, a día de hoy, muy alargada.

Una amenaza –la de perder la categoría– que junto al comprensible pesimismo que se ha generado entre la afición puede agarrotar la muñeca y piernas de una plantilla obligada a dar un golpe sobre la mesa.

«Tenemos que mejorar y se acabó. La cosa no está para muchas explicaciones, a trabajar y a pelear. Y el que no quiera, que no lo haga, que se siente y no lo haga», expuso Eulis Báez, voz autorizada en el vestuario claretiano, nada más terminar el encuentro ante el GBC. Un discurso alto y claro del capitán

Una derrota ante el colista que acrecienta las dudas que se han generado alrededor de un grupo claretiano que tras el parón de dos semanas por la Copa del Rey y ventana FIBA tendrá que visitar los exigentes feudos del San Pablo Burgos (2 de marzo) e Iberostar Tenerife (10 de marzo) con la obligación de sumar, para luego recibir al Unicaja de Luis Casimiro, el técnico que los llevó a jugar la Euroliga.

Tras descansar ayer, Víctor García, entrenador jefe de los amarillos, tiene previsto dar descanso también a la plantilla el fin de semana. Sin embargo, donde no pararán de darle vueltas a la situación es en el Consejo de Administración encabezado por el presidente Enrique Moreno, que junto a Berdi Pérez, director deportivo, se han convertido en el punto de mira de todas las críticas surgidas alrededor de la entidad por el aficionado, abonado o no al equipo.

Posibles cambios.

En ese malestar generalizado alrededor del seno claretiano, también están señalados los jugadores y el propio Víctor García, el preparador grancanario que comenzó el curso como ayudante de Salva Maldonado y que tomó las riendas cuando se decidió prescindir del catalán.

Entre la plantilla, el rendimiento de jugadores llamados a tener un peso importante en la rotación como Kim Tillie o Anzejs Pasecniks, o las actuaciones testimoniales tanto en la Liga Endesa como en la Euroliga de Siim-Sander Vene o Luke Fischer, por poner algunos ejemplos, comienzan a desesperar sobremanera.

Con todo ello, no se descarta que en el transcurso de esta semana, o la siguiente, puedan haber movimientos en uno u otro sentido. Todo dependerá, sin embrago, de las conversaciones que tanto el presidente como el director deportivo tengan con los responsables del Cabildo, propietario de la Sociedad Anónima Deportiva (SAD) donde la preocupación es mayor aún.