Fisac, en charla con Stevic. / gran canaria

Fisac: «Quien hace cuentas de la lechera no gana»

El técnico del Granca pide ir paso a paso en el tramo decisivo de una temporada con frentes abiertos en la Liga Endesa y la Eurocup

OLIVER SUÁREZ Las Palmas de Gran Canaria

«Estamos en tiempo de no haber excusas, de empujar y ser valientes, no de pensar qué partido escoger. No es momento de llorar ni de estar pensando si juegas martes, miércoles, antes o después. Solo hay un partido ahora mismo. Es modo examen, resultado final. Saber qué queremos se r. No vale ningún tipo de excusa, solo hay un partido y se juega el domingo a las 8 de la tarde en Santiago. Y luego, el siguiente. No es momento ni de alabanzas, ni de llorar, ni de excusarnos». Así se expresó este viernes Porfi Fisac, entrenador del Granca, a propósito del horizonte competitivo del equipo, obligado en los próximos días a alternar exigencias en Liga Endesa y Eurocup.

«Me da igual ahora mismo jugar martes o miércoles. Solo pienso en este partido, y ver qué jugadores vamos a tener. En el mundo profesional, el jugador juega un corto periodo de tiempo y antes de darse cuenta está jubilado. Me da lo mismo jugar martes, o miércoles. Para nosotros el partido del domingo es muy importante, sabemos la gran pelea que hay», añadió el preparador segoviano.

Respecto al adversario que aguarda este domingo, dijo: «Tienen un grandísimo entrenador. Nadie se va a salvar de esa zona sin ganar partidos. Tienen la obligación de ganar partidos. Siempre hay enfrentamientos directos, y hacer que alguno no puede sumar, es verdad . Es un equipo muy compensado, equilibrado. Han perdido muchos partidos con marcadores ajustados. Es un club, desde hace muchos años, que tiene un binomio con la afición muy importante. Es un equipo que juega con jugadores con buena capacidad para tirar, tienen equilibrio en la pintura. Es un equipo complicadísimo en todos los sentidos porque además saben desde hace un tiempo qué es lo que se están jugando desde hace un tiempo».

«Para nosotros es importante controlar el rebote, porque ellos van bien en el rebote ofensivo. A ellos les suele marcar el porcentaje de acierto de tres, y el ritmo será clave», añadió.

Y rechaza mirar a largo plazo: «Nadie logra nada si lo que están se quedan con las mismas victorias. Lo único que quiero es sumar yo, y lo que hagan los demás, muy bien. Nosotros tenemos que sumar cada partido y no dudar, ni pensar en cosas fuera del partido que estás jugando. Cada partido tiene una repercusión tan grande, es tan bonito, es muy atractivo como para despistarse. El que se despista y no piensa en su objetivo, no gana. El que hace cuentas de la lechera, no gana. Ahora mismo no valen despistes».