Ferran Bassas dirige el juego del Gran Canaria en el partido contra el Barça en el Arena. / acb Photo / M. Henríquez

Ferran Bassas, el base bicentenario que se reencuentra en el Granca

El jugador catalán llegará en Girona a una cifra de altura en la Liga Endesa. Tras su salida obligada del Joventut, recupera su mejor versión a las órdenes de Jaka Lakovic

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

Madurez, dirección y talento al servicio del Club Baloncesto Gran Canaria. Ferran Bassas, quien promedia 9,2 puntos -42,9% en triples-, 1,9 rebotes, 2,7 asistencias y 8,1 créditos de valoración en los 22 minutos de media que disputa en la fase regular de la competición doméstica, se está erigiendo en un perfecto complemento del director de juego francés Andrew Albicy.

El plantel de Jaka Lakovic, tercero en la clasificación con un balance de cinco victorias y dos derrotas, disputará un duelo vital por un billete para la Copa del Rey este sábado (19.45 horas) en la pista del Bàsquet Girona, una cita que, más allá de todo lo que hay en juego, será especial para Ferran Bassas porque alcanzará los 200 partidos en la ACB 11 años y un mes después de debutar en la máxima competición.

El exjugador del Joventut, Lenovo Tenerife y Hereda San Pablo Burgos, de 30 años y 1,81 metros de altura, se reencuentra en la isla con su mejor versión tras una salida complicada en Badalona y prosigue reivindicándose en cada choque para exhibir su capacidad para dirigir y anotar.

Bassas es una pieza capital en un Gran Canaria que persigue mantener las señas de identidad que mostró antes del parón internacional y que ansía retornar al torneo copero cinco años después. Restan diez encuentros de la primera vuelta para definir los siete equipos que estarán en el Olímpico de Badalona.