Imagen del partido en Gran Canaria Arena. / cb gran canaria

El Herbalife Gran Canaria resbala en el 'Top 16'

Pierde ante un sólido Mornar Bar por 100-102 en el encuentro correspondiente a la primera jornada de la segunda fase de la presente edición de la EuroCup

Óliver Suárez Armas
ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

El Herbalife Gran Canaria cedió ante un sólido Mornar Bar por 100-102 en el encuentro correspondiente a la primera jornada de la segunda fase de la presente edición de la EuroCup. AJ Slaughter -23 puntos- y Kilpatrick -16- fueron los máximos anotadores en el combinado de Porfi Fisac, mientras que Whitehead -28 puntos-, Pullen y Gabriel –ambos con 14- brillaron en el equipo montenegrino.

El juego eléctrico y desenfadado del sorprendente Mornar Bar llevó la iniciativa del duelo en los primeros compases, merced al acierto de Pullen, Needham, Smith y Gabriel (10-15, min. 5). La pléyade de talento del conjunto entrenado por Mihailo Pavicevic imponía el ritmo en el Arena atacando desde diferentes posiciones tras una brillante circulación de balón.

El Herbalife Gran Canaria no estaba cómodo y no era capaz de contrarrestar este zafarrancho de combate a pecho descubierto. Albicy -siete puntos- se veía superado en los duelos individuales en defensa, pero lideraba la ofensiva en un inicio amarillo con dudas (13-15).

Sin embargo, el plantel montenegrino se mostraba sólido con Vranjes y Smith capitaneando un parcial de 0-10 (13-23). Porfi Fisac movió el banquillo en busca de soluciones y, como es habitual, las encontró en AJ Slaughter, Shurna y Balcerowski (21-24).

El plantel grancanario cerró el aro y Slaughter tomó el mando de las operaciones en el intento de voltear el electrónico antes de la conclusión del primer acto, pero Whitehead lo evitó desde el exterior (23-27).

Jeremic, desde la línea de 6,75, y Lukovic, en la pintura en un pulso intenso con Balcerowski, repetían el guion del primer periodo para mantener el dominio (23-30). El Granca no lograba tener continuidad en defensa ni equilibrio para imponer su ley. Únicamente las acciones individuales de Slaughter y Kilpatrick desatascaban (28-30).

El arreón se fraguaba, pero no llegaba. Hasta que se apretó en la pintura y los amarillo pudieron correr. Slaughter -seis puntos y seis asistencias-, Kilpatrick, Beirán, Shurna y Balcerowski -autor de un tapón estratosférico a Lukovic- se pusieron las pilas y facturaban el aro balcánico para alargar el parcial de 11-2 (34-32).

Kilpatrick -siete puntos- calentó su muñeca y Balcerowski -ocho puntos, tres rebotes y dos tapones- se erigió en el amo y señor en la zona (39-36), pero el Mornar Bar, sin su estrella Pullen ni Gabriel en la pista, no se iba del encuentro.

Y así fue. El retorno de Pullen y Gabriel, junto al acierto de Whitehead -diez puntos-, multiplicó las opciones visitantes hasta igualar el envite. Albicy -diez puntos- buscaba marcar su territorio gastando tiros y Pullen -ocho puntos- confirmaba que es un seguro de vida para responder al galo, alcanzado el descanso con una mínima renta (43-47).

Tras el paso por los vestuarios, Vranjes, Pullen y Gabriel aniquilaban desde el exterior a un Herbalife Gran Canaria que vivía de chispazos (50-57). El talento de Clark, con cinco puntos consecutivos, y Slaughter -otros cinco- y el oficio de Stevic para firmar un 2+1 devolvieron al cuadro insular a la batalla por no fallar en el estreno del Top 16, tras un parcial de 12-1 (62-57, min. 25).

La escuadra de Fisac, sin grandes alardes, obligaba a Pavicevic a conectar a sus pupilos. Y lo logró con creces a las primeras de cambio merced al acierto de Pullen, Whitehead y Jeremic (62-65). La alegría local se esfumó de un plomazo y un intratable Whitehead -14 puntos- asestó un nuevo golpe en la moral amarilla con un triple sobre la bocina (67-72).

Restaban diez minutos en el recinto de Siete Palmas para inaugurar el casillero de triunfos del grupo H. Kilpatrick irrumpía con cinco puntos seguidos para oponer resistencia a un Mornar Bar que sacaba rédito de cada ataque (72-77).

Albicy y Slaughter volvían al parqué como piezas capitales en las que cimentar la posibilidad de revertir la situación. El exterior norteamericano -18 puntos- es sensacional, con una capacidad para generar y decidir descomunal, pero estaba muy solo en la facturación y el mayor despliegue coral visitante -con Whitehead como abanderado- aumentaba la diferencia para encender las alarmas (79-87, min. 35).

La conexión Slaughter-Balcerowski rompía la sequía, pero Jeremic destrozaba desde el exterior. Shurna apretaba el marcador (86-90), pero Balcerowski cayó en la provocación de Lakovic y recibió una falta antideportiva que frenó en seco la reacción amarilla cuando ya apretaba en ambos aros (86-95).

Fisac recuperaba a Kilpatrick, pero sin efecto inmediato. Whitehead -28 puntos- y Gabriel, con el decimosexto triple visitante, acercaron al Mornar Bar a la primera victoria de su historia en el Top 16 (90-100).

Albicy y Shurna -ambos con cinco puntos- protagonizaron el último intento de un Granca que no se rendía a falta de 9 segundos. Corazón, raza y esfuerzo para conseguir algo que parecía imposible y empatar el partido después de un parcial de 10-0 en el último minuto (100-100).

Pavicevic preparó una última jugada para Pullen que Slaughter neutralizó en un primer instante con un tapón, pero en el rechace el exbase del Barça recibió una falta y no erró desde la línea de tiros libres (100-102). Restaban cuatro segundos para el Granca y Clark agotó la posesión sin lanzar en un despiste incomprensible.