Borrar
John Shurna. Buducnost

El campeón naufraga en Montenegro y defenderá la corona sin atajos (90-77)

BKT EuroCup ·

El combinado claretiano no aprovecha el tropiezo del Cluj-Napoca rumano en Lituania y termina en la tercera plaza del grupo B | Se medirá al Besiktas turco en el cruce de los octavos de final

Óliver Suárez Armas

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 7 de febrero 2024, 16:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Dreamland Gran Canaria, que arrancó el duelo con Andrew Albicy, Nicolás Brussino, Miquel Salvó, John Shurna y Roko Prkacin en el quinteto inicial, metió la directa desde los primeros compases en el pabellón Moraca (10-11, min. 5), en su propósito de cerrar la fase regular con una victoria y, en caso de que el Cluj-Napoca rumano perdiera en la pista del Lietkabelis lituano, finalizar en la segunda posición del grupo B para acceder a la eliminatoria de los cuartos de final directamente y ahorrarse el cruce de octavos.

El Buducnost VOLI Podgorica montenegrino pretendía despedirse de esta edición de la BKT EuroCup con una alegría a sus aficionados tras un sólido primer cuarto en ambos lados de la pista (22-16).

A Jaka Lakovic -dio descanso a Ethan Happ- no le gustaba nada lo que estaba viendo y movía sus piezas en busca de una reacción. Los amarillos eran superados en todas las facetas del juego, incluso en corazón e intensidad (26-18).

Sin clarividencia en la toma de decisiones ni con la energía necesaria, el Dreamland Gran Canaria, que cedió en cinco de sus últimos siete encuentros continentales, deambulaba por el parqué de manera impropia e incomprensible, recibiendo un correctivo tras un parcial de 11-2 (35-20, min. 13).

Con seis pérdidas de balón y tres aciertos de diez intentos en triples, el combinado claretiano no oponía resistencia al juego coral de la escuadra entrenada por el también esloveno Andrej Zakelj.

Los buenos minutos de Prkacin

John Shurna -diez puntos- asumía galones para acercar a los amarillos en el marcador (42-30, min. 17), pero el eléctrico Makoundou -diez puntos- respondía para mermar la moral visitante (46-32). No había manera. El Dreamland Gran Canaria no lograba esa regularidad y contundencia para entrar en la lucha. Superado con un Buducnost más acertado, pero, sobre todo, con más ganas.

Roko Prkacin.
Roko Prkacin. Buducnost

Sin embargo, los buenos minutos de Prkacin -diez puntos- y una canasta de Albicy sobre la bocina oxigenaron en el tramo final para llegar con ánimos renovados del descanso (47-38).

Tras el paso por los vestuarios, el Dreamland Gran Canaria intentó cambiar el guion aprovechando la inercia positiva del final del segundo cuarto, pero carecía de continuidad en ambos lados de la pista (55-46, min. 25).

Los minutos pasaban sin acierto ni intensidad para voltear el electrónico, pero John Shurna -17 puntos con tres triples- lo intentaba de todas las maneras.

El Buducnost prosiguió castigando a un Granca irreconocible al término del tercer acto (70-55).

Sin acierto ni tensión

Restaban diez minutos y Lakovic se acordaba de Gegic. El Dreamland Gran Canaria ofrecía una falta de tensión desconcertante (81-60, min. 35).

No hubo historia. El cuadro amarillo cayó en Montenegro (90-77) y se verá las caras con el Besiktas turco en el cruce de octavos de final -a partido único en el Gran Canaria Arena-. La defensa del cetro continental comenzará en marzo y ya sin margen de error.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios