Los jugadores del Gran Canaria bromean durante un lance del entrenamiento de ayer en el Arena. / EFE

Un derbi de lujo para reivindicarse y para reenganchar al Arena

El Gran Canaria recibe este sábado (19.45 horas) al Lenovo Tenerife en un compromiso vital para seguir en la carrera por el Playoff. AJ Slaughter no faltará a la cita

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

Llega el momento subrayado en el calendario. Un partido de sentimiento, de emoción, de pasión y de fidelidad a unos colores. Un derbi de vértigo con un Club Baloncesto Gran Canaria que desea no perder comba con respecto a la zona de privilegio que da derecho a disputar el Playoff de la Liga Endesa y un Lenovo Tenerife más que asentado en la pelea por el cetro liguero.

Este sábado, a partir de las 19.45 horas (Movistar Deportes -dial 53-) en el Gran Canaria Arena, se olvidan las dinámicas, los precedentes, la dureza del calendario al compaginar dos competiciones y las bajas para dar paso a 40 minutos que poco tienen que ver con un compromiso cualquiera. Un derbi es especial, diferente y todos los protagonistas -y los que han tenido la posibilidad de vivirlo- lo saben.

El combinado de Porfi Fisac, quien podrá contar con el exterior norteamericano con pasaporte polaco AJ Slaughter tras probarse este viernes en la sesión matinal con la máscara que lo protegerá después de la reciente operación de una fractura en la nariz, llega tras un derrota contundente contra el Barça en el Palau Blaugrana, pero con la moral por las nubes tras reforzar su liderato en el grupo B de la EuroCup contra el Buducnost montenegrino el pasado miércoles en el recinto de Siete Palmas.

Con un balance de 11 triunfos y 12 derrotas, los amarillos, que están a dos victorias del Playoff, se juegan algo más que el orgullo en este encuentro, cuando restan 11 fechas para la conclusión de la fase regular de la competición doméstica. Y es que, tras el derbi regional, el Granca afrontará una nueva semana con tres partidos de envergadura: Virtus Bolonia, Burgos -aplazado con anterioridad por los positivos por la covid-19- y Bitci Baskonia.

Por su parte, el cuadro de Txus Vidorreta, sexto clasificado con un balance de 14 victorias y ocho derrotas, acumula cinco triunfos consecutivos en la máxima competición nacional (UCAM Murcia, Club Joventut Badalona, Monbus Obradoiro, Casademont Zaragoza y Hereda San Pablo Burgos) y, más allá del valor anímico que sería volver a imponer su ley en un choque de máxima rivalidad, aspira al asalto de una de las plazas que propician el factor cancha en las series por el entorchado de la ACB.

En el envite de la primera vuelta, el Lenovo se impuso por 98-89 en una cita que decidió en la recta final, con Shermadini -25 puntos- y Slaughter -20- como destacados en ambos equipos.