Cuestión de ambición en el Arena

26/10/2019

El Herbalife Gran Canaria quiere y debe mirar hacia arriba. El combinado de Fotis Katsikaris recibe hoy al Joventut con la necesidad de ganar para hacerse fuerte en su fortín y no perder comba con respecto a las posiciones de Copa del Rey.

Prohibido tropezar en el Gran Canaria Arena. Un golpe de autoridad y contundencia para definir los objetivos y, cómo no, la ambición de mirar hacia arriba. El Herbalife, undécimo clasificado con un balance de dos victorias (Baxi Manresa y MoraBanc Andorra) y tres derrotas (Casademont Zaragoza, Movistar Estudiantes y FC Barcelona) recibe hoy (17.00 horas. Movistar Deportes 4) al Club Joventut Badalona con la obligación de hacerse fuerte ante sus aficionados y, principalmente, no fallar en su propósito de asaltar las posiciones que dan derecho a disputar la próxima edición de la Copa del Rey.

El combinado de Fotis Katsikaris, que cuenta con la baja del alero catalán Xavi Rabaseda por una fractura del primer metacarpiano y del escolta británico Luke Nelson por un esguince en el tobillo izquierdo, recupera al alero madrileño Javier Beirán para un compromiso capital en el recinto de Siete Palmas, tras superar un esguince en el tobillo izquierdo que impidió su participación en el último partido liguero ante el FC Barcelona en el Palau Blaugrana.

A un triunfo de la zona que delimita la presencia en la competición del KO, el Granca no puede permitirse más sustos ante rivales con desafíos de otra envergadura en el Arena. El Joventut, un histórico que reverdeció viejos laureles la pasada campaña y vuelve a competir en la Eurocopa después de varios cursos de ausencia, no ha empezado esta edición de la Liga Endesa de la mejor manera posible, puesto que solo ha sumado una victoria en las primeras cinco fechas. Por ese motivo, y para frenar en seco la reacción que se presenta en el fortín claretiano tras tumbar al Movistar Estudiantes en la pasada jornada, se antoja imprescindible la mejor versión de piezas llamadas a marcar la diferencia como Omar Cook, quien es el líder en asistencias de la ACB con 7,2 por encuentro, Demonte Harper, Stan Okoye, Beqa Burjanadze, John Shurna o Ioannis Bourousis.

Un nombre sobresale en la rotación exterior amarilla motivado por dar un paso adelante ante las ausencias de Rabaseda y Beirán: Oriol Paulí. El alero catalán, que cumple su sexto ejercicio en la isla, firmó 15 puntos y seis rebotes para alcanzar los 18 créditos de valoración ante el Barça, asumiendo galones en minutos importantes y poniendo de manifiesto que puede ofrecer un amplio repertorio ofensivo al técnico heleno.

Por su parte, el cuadro verdinegro que dirige Carles Duran, que tan solo ha logrado tres triunfos en las 16 ocasiones que ha visitado Gran Canaria, cuenta con el escolta esloveno cedido por el Real Madrid Klemen Prepelic, quien es el máximo anotador de la competición con 23.8 puntos de media, habiendo anotado 119 puntos hasta el momento. Una demostración de talento de uno de los grandes movimientos del mercado.

Asimismo, en el Club Joventut Badalona, que presenta las bajas de jugadores determinantes como Simon Birgander y Shawn Dawson, destaca el experimentado base griego Nikos Zisis, quien recibió este verano la llamada del Club Baloncesto Gran Canaria para dirigir el proyecto de Katsikaris. En 20 minutos sobre la cancha en el Olímpico de Badalona ante el Estudiantes, Zisis repartió 11 asistencias y dio un auténtico clínic de cómo hacer jugar a un equipo, sumando ocho puntos y cinco rebotes para terminar con una tarjeta de 25 créditos y dar su primera gran exhibición en su retorno a la máxima competición nacional.