Baloncesto: Liga Endesa

Cook: «Sabía que tenía que seguir tirando y que solo era cuestión de tiempo que entraran»

05/11/2019

El base de Brooklyn firmó un partidazo en Valencia (24 puntos, 8 asistencias y 34 de valoración) para liderar el importante triunfo del Herbalife Gran Canaria en La Fonteta. Exhibe templanza en cada frase y tiene muy claro que el equipo claretiano ir a más con el paso de las jornadas. Para ello receta seguir en la línea del último encuentro donde destaca «el esfuerzo de todos y la mejoría en defensa».

— Victoria importante y necesaria la del pasado domingo en Valencia.

— Sí, necesitábamos mucho la victoria y afortunadamente la logramos ante uno de los mejores equipos de la ACB y de Europa. Nos hacía falta mucho ese triunfo.

— Además con muchos jugadores sumando, algo que se echaba en falta.

— Hicimos un gran esfuerzo en equipo, muchos jugadores sumando en la rotación y además hubieron muchos minutos para todos. En el último cuarto creo que jugamos casi todos, les dejamos en seis puntos y remontamos una desventaja de diez. Eso dice mucho del equipo y que todos hicimos un gran esfuerzo.

— Y partidazo en lo personal.

— Sabía que tenía que seguir tirando y solo era cuestión de tiempo que entraran. Creo que jugué un poco más agresivo en Valencia y eso me ayudó a meter más puntos, pero hice lo de siempre, ese es mi estilo de juego, lo que pasa es que esta vez también pude anotar.

— Bueno, en La Fonteta tiró más...

— Son los mismos tiros que he hecho durante toda la temporada, lo que pasa es que en los primeros partidos no entraban. Mis compañeros me apoyaban e insistían en que si tenía el tiro lo tenía que lanzar... Y esta vez sí que entraron.

— Aunque con altibajos, al fin se pudo ver a un Granca sólido sobre todo en momentos decisivos.

— Sí, sabíamos que esto iba a ser un proceso, quizás no esperábamos que fuera tan largo, que nos llevara tanto tiempo, pero hay que tener en cuenta que son muchos jugadores nuevos, el entrenador también, muchos compañeros estuvieron con la selección en la pretemporada... Creo que ahora vamos en la buena línea y está claro que así se verán los resultados pronto.

— A usted, desde el primer día, se le ha visto cómodo en la cancha. No le ha costado, aparentemente, adaptarse al equipo.

— Desde siempre, en toda mi carrera, yo he intentado ser un líder y es lo que creo que estoy haciendo aquí también. Cuando tengo los tiros debo lanzarlos, pero no cambia mucho mi estilo de juego con respecto a otros equipos, soy un líder dentro de la cancha.

— Y con Fotis Katsikaris, el técnico, también se le ve cómodo.

— Muy bien, tengo una gran relación con él. Como anécdota, en el partido ante el Badalona me retó a que diera un paso adelante y que fuera un poco más comunicativo. Yo suelo liderar no tanto con la palabra sino con ejemplos, pero he cambiado un poco esta semana y se ha visto que he pasado de mi peor partido al mejor.

— La igualdad en este inicio de temporada en la ACB es espectacular.

— Ya la temporada pasada se veía venir esta igualdad y es muy bueno para la Liga Endesa. Que esa igualdad se vea tan pronto es llamativo. Está claro que todos los equipos se hacen fuertes en casa, pero la diferencia es que ahora hay muchos equipos que antes no lo hacían y ahora también ganan fuera. Estoy seguro que durante toda la temporada será así de apretada la competición.

«Hemos perdido dos partidos en casa así que hay que compensarlo de alguna manera ganando fuera»

— Toca viajar de nuevo esta semana. Tampoco será fácil ganar en Bilbao.

— Bilbao está jugando un gran baloncesto y además ganar en su cancha será complicadísimo. Para mí es una de las sorpresas de la temporada y tenemos que tener muy en cuenta cómo salimos al partido. Creo que esos primeros minutos serán claves.

— Aunque no es decisivo, ni mucho menos, sí será importante de cara al objetivo de alcanzar la Copa.

— Hemos perdido dos partidos en casa y tenemos que compensarlo ganando fuera, y qué mejor que el de Bilbao. Sabemos que no será el fin del mundo tanto si ganamos como si lo perdemos, pero está claro que sería muy bueno para nosotros ganar en una cancha tan difícil.

— Seguir la línea de Valencia, donde se jugó bien, es clave.

— Creo que más que jugar bien, que lo hicimos, lo más importante fue el esfuerzo de todos y la mejoría en defensa. Si mantenemos ese nivel en defensa y el esfuerzo de todos llegaremos a dónde queremos estar.

— ¿En qué debe aún mejorar el equipo?

— Pienso que en aumentar las canastas fáciles. Si cogemos el rebote y salimos en transición eso nos va a dar canastas fáciles, y eso te da confianza a nivel defensivo. Además, todavía nos estamos compenetrando en la cancha, ya que somos muchos jugadores nuevos.

— ¿Se hacen largas las semanas jugando un encuentro solo?

— Para mí es un poco terrible, porque igual si ganamos como si perdemos te comes mucho la cabeza entre un partido y otro. Quizás ahora por mi edad podría decir que es lo mejor que me conviene [risas], pero no llegas a coger ese ritmo de competición que sí están teniendo otros.

— Y lo de jugar casi 30 minutos por partido con su edad...

— Llevo como tres o cuatro años escuchando lo mismo, que soy viejo para jugar tantos minutos, pero yo soy un profesional, me cuido mi alimentación, mis descansos y mi forma de entrenar. Lo que pretendo con ello es cambiar esa tendencia, que no se hable tanto de eso sino de mi rendimiento.

— ¿Cómo está llevando lo de vivir en la isla? ¿Se ha acoplado bien aquí?

— Es diferente vivir en la isla, porque vengo de hacerlo los últimos años en Madrid, que es muy parecido a Nueva York. Aquí es todo mucho más tranquilo, el clima es perfecto y se puede estar todo el día en la calle. Echo únicamente de menos a mi familia, que aún no ha podido venir, pero es la única pega. Por lo demás estoy muy contento y cómodo en Gran Canaria.