El Herbalife Gran Canaria, contra el pasado y el desorden inicial

06/10/2019

El Herbalife Gran Canaria busca este domingo (11.30, hora canaria) en Manresa su primer triunfo del curso tras un arranque errático. Visita una de las canchas más calientes de la ACB dirigido por el técnico catalán Pedro Martínez y con el ala-pívot dominicano Eulis Baez,, excapitán de los amarillos, en su rotación.

Históricamente, nunca ha sido fácil ganar en el Nou Congost, uno de las guaridas más calientes de la ACB. Y ahí, en un recinto muy parecido al Centro Insular de Deportes por aquello de las dimensiones, busca este domingo (11.30 horas, Movisar Deportes 2) su primer triunfo de la presente temporada un Herbalife Gran Canaria desorientado y, aún, sin identidad en sus primeros dos encuentros (derrotas ante Zaragoza en la isla, y Estudiantes a domicilio).

El reto no es nada fácil. De entrada, debe ordenar el Granca su renovada rotación. Entre el Mundial de China y los muchos que lo jugaron y, por lo tanto, se incorporaron prácticamente con la temporada ya terminada, roles aún por definir en el equipo, y sin tener muy claro aún lo que Fotis Katsikaris –una de las muchas caras nuevas– pretende, al Herbalife se le han escapado ya dos victorias que, visto lo visto, podría haber al menos disputado un poco más para quedárselas.

El otro reto se llama Pedro Martínez y lo secunda Eulis Báez, ambos con pasado brillante en la historia claretiana, ambos con dosis extras de ganar hoy por pura cuestión lógica, por aquello de enfrentarse a su exequipo, a los muchos de sus excompañeros...

Pero reencuentros nostálgicos a un lado, necesita más que nunca el Gran Canaria espabilar. Espabilar los que fueron al mundial y también los que no. El mensaje del entrenador jefe de los amarillos fue claro tras caer en Madrid: «Tienen calidad, experiencia, conocimientos, y tienen que espabilar y jugar al baloncesto», sentenció un preparador griego que añadía algo, incluso, más importe: «Creo que podemos ganar si hacemos las cosas básicas», dijo.

Sin compromiso europeo, Katsikaris ha tenido toda la semana para pulir su nuevo sistema y, sobre todo, preparar el encuentro. Cuenta el profesional griego con todo su plantel para encarar el duelo, con Niko Radicevic como novedad, al que incluyó en su rotación por primera vez por un Fabio Santana que, de momento, no ha contado con muchos minutos.

Un equipo el Granca con calidad de sobra para ganar en cualquier escenario de la ACB. Eso sí, siempre que las piezas comiencen a dar lo que se le presuponen. De momento, las aportaciones de Okoye, Bourousis o Burjanadze, todos llamados a tener mucho peso dentro y fuera de la cancha, se tornan escasas. Otro tema son los casos de Paulí y Santana, con pocos minutos para mostrarse, o el de Balcerowski, aún inédito.

En el bando local sí que hay bajas. No contará para la cita Pedro Martínez ni con Ferrari, ni con Sima y con Toolson –otro exclaretiano–, que siguen de baja, mientras que mantiene la duda de Guillem Jou.

Pero incluso mermado, tiene dinamita el Manresa. Empezando por el banquillo, donde el catalán es siempre una apuesta segura de entrega, siguiendo por Eulis Báez, al que se le espera más guerrero que de costumbre para doblegar a su exequipo, y pasando por piezas con calidad de sobra como Jordan Davis, jordan Sakho, Pere Tomàs, Dani Pérez, Deividas Dulkys o David Kravish...

Aunque esto solo acaba de empezar, se mantiene invicto el cuadro catalán en su guarida tras ganar nada menos que al Unicaja en su primer duelo del curso. Allí se exhibió Ferrari (25 puntos) que hoy no estará, pero no faltará el aliento de una grada siempre fiel a un Manresa que junto a sus aficionados (unos cuatro mil, pero muy ruidosos) no conoce el miedo a nadie que le visite.