Los campeones del mundo de waterpolo, de vuelta a casa