José María, en plena faena tras el partido de cuartos de los amarillos. / C7

Voleibol

El campeón, en las mejores manos

Fisiotec, con los hermanos José María y Nelson Sánchez al frente, es el centro encargado de llevar los servicios de fisioterapia y recuperación del CV Guaguas

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO Las Palmas de Gran Canaria

Muchos son los secretos que se esconden detrás de un título, de un campeón. Y la Copa del Rey conquistada por el Club Voleibol Guaguas no es una excepción, donde entre otros intangibles emergen las figuras de los hermanos José María y Nelson Sánchez, los fisoterapeutas grancanarios que también tienen su (gran) parte de culpa en la hazaña conquistada por el club isleño el pasado domingo en el Centro Insular de Deportes.

«Sergio Camarero me llamó en verano para invitarnos a participar en este proyecto tan ilusionante que tienen esta temporada. Nos ofreció llevar los servicios de Fisioterapia y Recuperación del Guaguas, y a nosotros nos apetecía mucho ser parte de esta andadura y nos sumamos», afirma un Sánchez que habla en plural para dar sentido al trabajo que junto a su hermano Nelson y el resto de su personal realizan en Fisiotec, el centro que regentan con éxito desde hace años en la capital grancanaria.

Sabe muy bien Camarero a dónde fue a tocar la puerta, ya que el palmarés de José María es sinónimo de garantía. Amén de recuperar y cuidar de manera personal a numerosos deportistas de élite (entre los que se encuentran Ricky Rubio), cuidó con mimo a todos los que pasaron por el CB Gran Canaria durante 17ª años (de 1998 a 2015), y perteneció al cuerpo médico de la selección española en dos Juegos Olímpicos (Londres 2012 y Río 2016), tres Europeos (2011, 2013 y 2015) y un Mundial (2014), lo que le valió para conquistar dos oros, dos platas y un bronce. Ahora, desde el principio de temporada, cuida al detalle junto a todo su equipo del CV Guaguas como pocos lo saben hacer.

«Además de tener a uno de nuestros fisios permanentemente con el equipo en los entrenamientos y en los viajes, nuestro centro está a disposición de los jugadores, que vienen cuando lo necesitan. Supervisamos diariamente el trabajo que se realiza en el pabellón también nosotros, acudiendo semanalmente a los entrenos para comprobar in situ la evolución del trabajo realizado. Y lo que hemos hecho para la Copa del Rey es ubicar el centro de operaciones en nuestro centro, en Fisiotec, para todo lo que es la recuperación y la preparación previa al partido», explica el grancanario.

Tras el partido de cuartos, señalaba José María que «comenzamos a trabajar con ellos en el dispositivo de recuperación con presoterapia, díatermia, tecnología Tecar de última generación, con el objetivo de que estuvieran lo más frescos posibles para el partido del día siguiente, y confiando en que haya suerte y ganemos para poder repetir mismo trabajo esta noche para la final del domingo». Dicho y hecho... El campeón, sin duda, está en las mejores manos. Todo un lujo.