Camerún celebra su empate ante Serbia como si fuera una victoria