Entrevista a Oriol Paulí

«Me engancharé en un momento bonito de la temporada»

14/03/2018

El alero del Herbalife Gran Canaria ultima su retorno al grupo tras dos meses lesionado. Afirma que «casi seguro» que no estará este domingo ante el Baskonia, pero ya piensa en la siguiente cita liguera ante el Morabanc Andorra. «Tengo ganas de ofrecer un gran nivel en la pista».

— Usted sufrió un esguince grave en el tobillo izquierdo en un entrenamiento previo al encuentro liguero ante el Unicaja el pasado 18 de enero. ¿En qué momento de la rehabilitación se encuentra?

— De momento, estoy entrando poco a poco en el grupo, realizando las cosas que no son de contacto, sobre todo, de técnica individual con el segundo entrenador. El objetivo es hacerlo casi todo menos el contacto a final de esta semana y, a partir de la próxima, el lunes o el martes, cuando comencemos los entrenamientos, estar con el equipo al 100%.

— ¿Está descartado su regreso ante el Baskonia esta jornada? ¿Reaparecerá ante el Morabanc Andorra la próxima fecha liguera?

— Para este domingo es casi seguro el descarte, pero ante el Andorra voy a entrenar a mi nivel durante toda la semana y ya será cuestión de Luis (Casimiro) si decide no hacerme jugar o desconvocarme. De momento, creo que Marcus Eriksson (sufrió una fractura en el hueso grande de su muñeca derecha) no va a llegar y no seremos 13, así que será decisión del técnico y mía por como hayan ido los entrenamientos y las sensaciones.

— ¿Se ha alargado la recuperación más de lo previsto?

— No, en un principio ya era una lesión grave, de larga duración, pero quizás no se terminó de explicar del todo bien a la gente. Me rompí dos ligamentos y estuve a punto de pasar por el quirófano. Sabía que iba a ser una lesión larga, así que todo lo contrario. Gracias al trabajo del doctor, de los fisioterapeutas y de los preparadores físicos Juanjo y Néstor hemos podido recortar los plazos y ejecutar un buen trabajo para estar antes de lo previsto.

— ¿Se hace duro el día a día alejado de la dinámica de grupo?

— Ya no tanto. Hace un mes que pude empezar a hacer cosas en el gimnasio, a correr en la pista y tocar balón, que eso es lo que te hace estar más tranquilo. Lo pasé mal el primer mes porque estaba con el yeso en casa y sufría muchísimo viendo los partidos por la televisión. Me fastidiaba no estar en el día a día con mis compañeros, pero ahora, aunque tenga que verlo desde fuera, me siento uno más y cada vez tengo más ganas de volver a pisar el Gran Canaria Arena.

— Encima tuvo que parar cuando estaba exhibiendo un gran rendimiento...

— Sí, había alcanzado una parte del objetivo que quería, pero, al final, estas cosas pasan. Quién no se ha lesionado en su carrera, todos los jugadores pasan por eso. Una vez me lesioné quería recuperarme bien para cuando volviera estar al mismo nivel o mejor, y eso es lo que intento.

— Se ha perdido partidos importantes. ¿Cómo ve a su equipo?

— Sí, me he perdido partidos muy importantes en la Eurocup y en la Copa del Rey, pero prefiero no estar todo el día dándome con el látigo. Quiero buscar mis objetivos y estar cuanto antes para ayudar. Podré engancharme en un momento muy bonito de la temporada, con grandes retos por delante y a una sola victoria del segundo. Estoy con muchísimas ganas de volver, de tener un gran nivel en la pista y de demostrar que las lesiones se superan.

— A falta de 12 jornadas para la conclusión de la fase regular y tras la eliminación en la Eurocopa, el aliciente es ser cabeza de serie en el ‘Playoff’ por el título...

— Nos dejó tocados la eliminación de la Eurocup, pero debemos poner esa rabia en el tramo final. Es algo bonito que podamos ser cabeza de serie y vamos a ir a por ello. Es un calendario difícil, pero tenemos muchísima confianza; estamos haciendo un muy buen nivel de baloncesto y parece que se ha producido una revolución en el Gran Canaria Arena, y nos ayuda muchísimo. Ojalá que sea así hasta el final.

— La primera parada será ante el conjunto de Pedro Martínez en el Buesa Arena, que acumula seis triunfos consecutivos en la Liga Endesa, mientras que el Herbalife Gran Canaria suma cinco seguidos. Apunta a partidazo, ¿no?

— Siempre es un partidazo este duelo y más cuando están las cosas así de apretadas. Sabemos que es una cancha muy complicada, que aprieta muchísimo, pero, a su vez, es muy bonito de jugar. Los jugadores siempre esperamos partidos como estos y en estas pistas, no nos faltará ambición. Ellos están haciendo una muy buena temporada y también están con muchísima confianza. Desde que llegó Pedro han hecho un cambio importante. Sabemos de la dificultad, pero también tienen que tenernos ese miedo porque hemos pegado un cambio fuerte. Desde que nos reforzamos con Niko Radicevic y Nico Brussino, el equipo ha subido de nivel y ellos también estarán preocupados de nuestra visita.

— ¿Cómo analiza las llegadas de Radicevic y Brussino?

— Los dos nos están ayudando muchísimo, se han adaptado muy rápido y, al final, eso es lo que se pide. Cuando tú fichas a mitad de temporada lo que pides es que se adapte rápido al sistema de juego. Quizás Radicevic es más anotador y parece que se ha adaptado mejor, pero Brussino nos aporta ese tono físico, esa velocidad, suma en muchas cosas en la cancha, que puede que no sean tan vistosas como los puntos de Nikola.

— Cuando se recuperen Marcus y usted serán 13 jugadores en el plantel amarillo, un aspecto que ya vivió en la campaña 2015-2016 con el fichaje de Seeley y la posterior recuperación de Kuric. ¿Se le presenta un problema a su entrenador con una sola competición?

— Es un problema y una ventaja a la vez. Lo primero porque sabe que todos entrenamos al 200% para jugar los partidos y será un problema tener que descartar a alguien, pero luego esa competencia hace que el equipo suba el nivel y será muy bueno para esta recta final. Veremos cómo se organiza todo, pero si algún día me toca o a alguien, hay que tomárselo con filosofía y como algo normal. Los equipos grandes rotan todo el curso y ganan títulos, así que será algo positivo y nos ayudará muchísimo.

«Me engancharé en un momento bonito de la temporada»
Deseo de continuar

El exterior catalán, que cumple su cuarta temporada en la isla, finaliza su vinculación con la entidad claretiana al término del presente ejercicio. «Solo quiero recuperarme bien porque es lo más importante. Querré lo mejor para el club y para mí, y vamos a llegar a un acuerdo, seguro. Siempre he dicho que estoy muy feliz en la isla desde que llegué y tengo muchas ganas de devolver toda esa confianza que el club depósito en mí un día», afirma el jugador internacional, al tiempo que valora la participación en la Eurocopa, donde el Granca cedió en cuartos ante el Lokomotiv ruso. «Cada año es más fuerte y tenemos que estar orgullosos. Evidentemente, no estamos satisfechos porque nos hubiera gustado jugar la final y ganarla, pero también hay que ser conscientes de los equipos a los que nos enfrentamos», dice.