Los jugadores españoles celebran la victoria ante Lituania. / efe

Eurobasket 2022

España remonta con carácter para alcanzar los cuartos en la prórroga

La selección, que llegó a perder por 11 puntos, también se sobrepuso, liderada por Brown y Willy, al duro golpe que le propinó Lituania sobre la bocina del tiempo reglamentario

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZ Madrid

Tuvo que jugar España una prórroga, forzada por Lituania sobre la bocina del último parcial (83-83), pero la renovada selección de Sergio Scariolo se recompuso por completo de ese duro golpe que le propinó el equipo báltico para alcanzar los cuartos de final del Eurobasket en un partido de infarto. También reaccionó España durante el tiempo reglamentario, porque perdía por 11 puntos mediado el tercer cuarto (47-58) y fue capaz de remontar con fe y energía, liderada por Lorenzo Brown, que estuvo inmenso en un choque de máxima exigencia, por el juego interior de Willy Hernangómez, y por una defensa que anuló a un adversario que disponía de numerosas alternativas ofensivas. También brillaron Juancho, el juego destructivo de Garuba y Alberto Díaz, que aportaron además puntos de mérito, y Rudy Fernández, cuya experiencia es fundamental en una cita de tal trascendencia.

No dispone España del talento de los tiempos de gloria, pero con el carácter y el sacrificio de siempre como principales señas de identidad, supo sufrir y despidió a Lituania del campeonato continental para quedar a un paso de volver a entrar en la lucha por las medallas. España se jugará el martes el pase a semifinales contra Croacia o Finlandia, rivales a priori más asequibles que el equipo lituano. Superado el escollo de Lituania en la primera eliminatoria a vida o muerte la selección se ha ganado ya el derecho a soñar con todo en este Eurobasket en el que no era candidata al podio pero continúa su progresión.

El duelo fue complicadísimo para España, superada hasta el último cuarto por Lituania, pero la selección tuvo paciencia y supo ofrecer su mejor juego cuando el encuentro estaba inclinado para los bálticos. Pese al poderío de Lituania, España tuvo la tranquilidad necesaria en los momentos de máxima tensión y su defensa en zona también fundió los plomos del rival. España siempre creyó en la victoria y, con su fortaleza mental y su baloncesto, aunque volvió a estrellarse con los triples (7 de 31 para un pésimo 23% de acierto), encontró el camino para superar a Lituania, aunque fuese con muchísimo sufrimiento.

102 España

Brown (28), Jaime Fernández (-), López-Arostegui (4), Pradilla (2) y Willy Hernangómez (21) -quinteto inicial-; Brizuela (5), Díaz (8), Rudy Fernández (13), Garuba (8), Juancho Hernangómez (13), Parra (-) y Sáiz (-).

94 Lituania

Jokubaitis (13), Grigonis (8), Giedraitis (-), Sabonis (15) y Valanciunas (5) -quinteto inicial-; Brazdeikis (17), Butkevicius (3), Echodas (-), Kuminskas (18) y Lekavicius (15).

  • Parciales: 19-20, 21-25, 23-23, 20-15 y 19-11.

  • Árbitros: Rosso (Francia), Zurapovic (Bosnia y Herzegovina) y Glisic (Serbia). Eliminado: Butkevicius.

  • Incidencias: Partido de octavos de final del Eurobasket 2022, disputado en el Mercedes Benz Arena de Berlín.

España, con cuatro jugadores con dobles dígitos en ataque y un esfuerzo defensivo descomunal, equilibrió el poderío físico de los lituanos -solo dos rebotes menos que los bálticos- y compitió como las grandes, aunque cuando ya sobre el tiempo reglamentario permitiese un palmeo que la llevó a un esfuerzo suplementario con el tiempo extra. Lo hizo sin amedrentarse nunca, queriendo mandar y dominar en los momentos de la verdad, y con una sorprendente paciencia, representada, sobre todo, en Lorenzo Brown. Aún mejor que en el encuentro del debut, el recién nacionalizado base estadounidense firmó un partido sobresaliente ante Lituania (28 puntos y ocho asistencias para 28 de valoración), a la que no le bastaron el juego interior de Sabonis y Valanciunas -anulado por Willy y compañía- ni el exterior.

Willy, con 21 puntos y ocho rebotes, se hizo muy fuerte en la pintura ante las torres lituanas y volvió a firmar otro gran partido, como lleva haciendo en la mayoría de encuentros en este Europeo. Intimidaron muchísimo e hiceron el daño esperado por dentro Domantas Sabonis y Kutzminskas (también por fuera, con cuatro triples), pero el mayor de los Hernagómez, ayudado en la pintura, fundamentalmente, por Garuba y su hermano, se hizo enorme.

En el bando contrario, Sabonis, que amenazaba con hacer un roto a España tras el descanso (ocho puntos y tres rebotes en el primer tiempo), se fue desinflando, mientras los hermanos Hernangómez mantuvieron el nivel y Scariolo encontró una mina en los bases (Brown y Alberto Díaz). El recién nacionalizado, llevando el ritmo y moviendo con criterio para encontrar las mejores opciones, y el director de juego malagueño repescado a última hora por la baja de Llull, inmenso en el aspecto defensivo. En el bando contrario, el gran encuentro de los bases Jokubaitis y Lekavicius no le sirvió de nada a Lituania. .