El Granca se queda sin gasolina (76-87)

El Herbalife Gran Canaria tropezó ayer ante el Galatasaray Odeabank turco en el Gran Canaria Arena por 76-87, en la cuarta jornada del grupo E del Top 16 de la Eurocopa. El equipo de Luis Casimiro se atascó en el tramo final del compromiso y sucumbió después de sufrir un parcial 10-25.

Pinchazo de un Herbalife Gran Canaria sin gasolina en el Arena. El conjunto claretiano desperdició una ocasión inmejorable para acariciar el pase para los cuartos de final de la Eurocopa, que se acrecentaba tras la derrota del Alba Berlín alemán ante el Darussafaka turco (66-79). Pero el plantel de Luis Casimiro no fue capaz de meter la quinta marcha cuando el partido lo requería y terminó siendo superado por un Galatasaray turco, que de la mano de un inconmensurable Hardy (21 puntos) y el examarillo Hendrix, firmó un parcial final 10-25.

El Galatasaray, sin margen de error tras no conseguir estrenar su casillero de victorias en la primera vuelta, estuvo más acertado en la puesta en escena, merced al acierto exterior de los exACB Juskevicius y Renfroe (4-10 a 6.29).

Los examarillos DaJuan Summers -cinco puntos- y Hendrix –cinco rebotes- prolongaron el buen momento del cuadro de Oktay Mahmuti, que firmaba su cuarto triple -en seis intentos- tras un nuevo acierto de Renfroe (13-18).

Luis Casimiro dio la alternativa al recién llegado Nikola Radicevic en el primer acto, mientras que Rabaseda -cinco puntos-, Eriksson y Seeley -ambos con cuatro- lideraron la faceta ofensiva de un Herbalife Gran Canaria ansioso por encarrillar su clasificación para la siguiente fase (21-22).

A pesar de sufrir tres correctivos en esta ronda del certamen continental y acumular seis derrotas consecutivas en su competición doméstica, la escuadra otomana, con retoques en su plantel y la recuperación de Hendrix, evidenció más solidez en el rebote y mayor clarividencia para circular el balón.

Seeley convirtió desde el exterior para oxigenar a un Granca que tardó casi cuatro minutos en anotar en el segundo periodo y, tras dos buenas acciones defensivas de Nico Brussino, quien también se estrenó ante sus nuevos aficionados, ya que no dispuso de minutos en el último choque liguero en la isla ante el RETAbet Bilbao, el internacional argentino se encargó de voltear el electrónico, tras un parcial 9-2 (36-30 a 3.15).

Sin embargo, el duelo se embarró y, tras varias pérdidas locales, Walker recuperó el mando para los visitantes (39-40).

Aguilar -dos triples-, Balvin, quien mantuvo una pugna de alto voltaje en la pintura con Hendrix, y Seeley capitanearon a un Herbalife que piso el acelerador en el arranque del tercer cuarto, tras un parcial 11-2 (51-42), obligando al preparador turco a pedir tiempo muerto para frenar el arreón amarillo.

La conexión Mekel-Balvin, con seis puntos consecutivos de la torre checa, prosiguió castigando al Galatasaray (59-49), aunque Juskevicius y Arar devolvieron la emoción al Gran Canaria Arena (62-57).

Renfroe, con cinco puntos seguidos, multiplicó las posibilidades de victoria otomana tras igualar el choque a 62 puntos, aprovechando los despistes defensivos. Seeley despertó a su equipo (66-62), pero Summers no perdonó desde la línea de tiros libres tras capturar dos rebotes ofensivos (66-64).

El Granca sufría para cerrar el rebote y Hardy revolucionó el encuentro para dar ventaja a los de Mahmuti, uniéndose Summers a la fiesta, tras un parcial 4-17 (70-79 a 2.05). Hardy continuó con su recital para firmar un decisivo parcial final 10-25 (76-87).

Ficha técnica:

76 - Herbalife Gran Canaria (21+18+23+14): Mekel (14), Rabaseda (5), Eriksson (7), Aguilar (6) y Balvin (15) -cinco inicial-, Brussino (5), Seeley (14), Balvin (15), Pasecniks (2) y Radicevic (2).

87 - Galatasaray Estambul (22+18+17+30): Renfroe (8), Hardy (21), Juskevicius (10), Hendrix (13) y Summers (12) -cinco inicial-, Taylor (5), Yagmur (4), Walker (10), Arar (4) y Topaloglu (0).

Árbitros: Fernando Rocha (Portugal), Moritz Reiter (Alemania) y Nick van den Broeck (Bélgica).

Incidencias: Partido de la cuarta jornada de la segunda fase del Grupo E de la Eurocopa, disputado en el Gran Canaria Arena ante 4.576 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de Gregg Stewart, exjugador del Herbalife Gran Canaria.