Pustovyi protege el balón ante Sean Armand (derecha) y Kyle Alexander durante el partido en Fuenlabrada. / ACB PHOTO - A PACHECO

Artem Pustovyi, presente

El pívot ucraniano ya lidera en las filas del Gran Canaria, donde fichó para «demostrar lo que valgo» tras sus tres años en el Barça, con el que se mide mañana en el Arena

ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO Las Palmas de Gran Canaria.

«No pienso que sea un paso atrás venir a Gran Canaria, sino una oportunidad de demostrar lo que valgo». Esas fueron las palabras de Artem Pustovyi el día de su presentación como jugador del Herbalife Gran Canaria. De sus declaraciones se desprendían ilusión y ganas de volver a ser protagonistas en la Liga Endesa tras tres temporadas en el Barça, donde no contó de muchos minutos. «Los tres años en el Barça fueron un poco duros. Todos los jugadores quieren tener minutos. Mis dos primeros años... Fue duro, apenas jugué. El año pasado, con Saras, sí tuve más oportunidades por las rotaciones que hizo. Pude ayudar al equipo. También fue una gran experiencia el entrenar con hombres como Ante Tomic, Mirotic, Davies... Pívots de muchísima calidad», afirmó.

Pero su etapa azulgrana ya es pasada. El de Sofiyivka ha vuelto a recuperar la sonrisa en Gran Canaria, donde desde el primer minuto se siente a gusto e importante en la rotación claretiana. El ucraniano ha respondido a la confianza que le la brindado el club isleño con números de MVP. Sus números brillaron durante la irregular pretemporada del grupo grancanario, y en Fuenlabrada certificó que ha venido a la isla a ser referente y a ayudar al equipo a codearse con los mejores. Sus 13 puntos, nueve rebotes, cuatro tapones y 26 de valoración, Pustovyi fue fundamental en el primer triunfo de los amarillos en el Fernando Martín, dejando claro todo lo que puede producir si cuenta con minutos.

Para la segunda jornada, a la torre ucraniana le tocará medirse ante su exequipo, un Barça que sufrió para sumar el primer triunfo ante el UCAM Murcia (85-78). En el club azulgrana lo conocen muy bien y saben de la calidad que atesora. Sobre todo lo sabe Sarunas Jasikevicius, el prestigioso preparador lituano que lo tuvo a sus órdenes. Pustovyi se las verá mañana ante Brandon Davies o Pierre Oriola, a los que conoce perfectamente y con los que, no hace mucho, compartía vestuarios y entrenamientos. El ucraniano, además, tendrá ganas extras de medirse a su exequipo y, sobre todo, de ganar ante su afición, la que le verá por primera vez en acción en directo.

«Mis compañeros me ayudan a mejorar en los entrenamientos y me siento feliz y cómodo aquí», dice el de Sofiyivka

Confianza

El pívot de los amarillos asevera sentirse muy a gusto desde el primer minuto que pisó la isla: «Me siento bien, tengo muchos minutos y juego mucho. Estoy feliz de que el entrenador confíe en mí, y por poder ayudar al equipo a ganar. Mis compañeros me ayudan a mejorar en los entrenamientos y me siento feliz y cómodo aquí», aseveró.

Añade el ucraniano, que jugar ante la afición será especial en una cita marcada en rojo con los azulgranas. «Con los aficionados de vuelta, es algo interesante y excitante. Sin los aficionados, el ambiente era muy extraño, y los echábamos de menos. Espero que la afición venga y nos apoye el miércoles porque es un partido muy importante. Estoy seguro de que la gente echa de menos partidos así y vendrán con energía para apoyarnos», dijo.