Agustín Mayor, tumbando a un adversario en 1975. / c7

Los accidentados inicios del Castro Morales

Tras su fundación, tuvo que reinventarse luego de varias desapariciones hasta su consolidación actual

PEDRO REYES Las Palmas de Gran Canaria

Tras los cuatro equipos fundadores de la Liga Provincial de Las Palmas en 1946, el Ajódar, Adargoma, Los Guanches y Tumbador, el siguiente club que tuvo categoría de Primera fue el Castro Morales. El equipo teldense se fundó en 1946, según uno de sus expresidentes, Juan León Suárez, y así lo expresaba en el libro 'Tarjas de la lucha canaria' de Santiago Henríquez.

«El Castro Morales se fundó en 1946 con el Faro, Mayor, El Palmero y otros luchadores de la pila de Telde que habían luchado en el Adargoma. En 1947, el Faro tuvo que dejar el equipo y el Castro Morales desaparecía de la competición regresando en 1958», detalla.

El mismo Henríquez, en su libro de 'Historia de la lucha canaria, Telde 1870-1985', publicado en 1989, dice textualmente: «En el año 1946 se fundó el histórico Castro Morales en la ciudad de Telde, ciudad que ha tenido la particularidad en todas las épocas pasadas de ser yunque de bandos y pilas. Una peña de aficionados amantes de la lucha canaria se organizó para potenciar la marcha de este conjunto. Se cuenta con el apoyo y el asentamiento de luchadores de esta ciudad que militaban en el Adargoma y el Tumbador como eran José Rodríguez Faro de Maspalomas; Antonio Sosa, Pollo del Campillo; los hermanos Miguel, Cristóbal, Antonio y Juan Mayor, Pollos de los Cortijos; José y Juan Medina; Fernando, Agustín y Lelo Ríos; Juan Manuel, Brazo de hierro; Manuel Suárez Galindo, Pollo del Cubillo. Más tarde llegaron Rosendo Hernández, Sebastián Caballero, Higinio Romero Pollo de Agüimes, Hermenegildo Ramírez, Juan Monzón, Hermenegildo Hernández, todos estos últimos de Agüimes, y los palmeros Polonio, Juan Primera y Alfredo Martín, quienes formaron un potente conjunto y cosecharon numerosos triunfos y victorias«.

«La junta directiva estaba presidida José López y Juan Melián como vicepresidente. El entrenador era Elías Hernández, Eliítas . Como escenario de blandeo, un solar de la calle Rivero Bethencourt, propiedad cedida para entrenamientos y luchadas, por el secretario del club, José Alemán, nominándosele Bar La Lucha, hoy Bar Los Tres Hermanos. Salieron de la cantera valores muy firmes para la continuidad de este deporte como Fernando Quintana, Pollo de Telde; Francisco Amador, bernardo Amador, Pollo de San Antonio entre otros».

El 29 de diciembre de 1946 Falange daba la noticia: «El Faro de Maspalomas y los demás luchadores de Telde no figuran en la lista de retenidos por el Adargoma, habiéndose por este club devuelto las fichas de los mismos a la Federación. Sobre el rumbo que tomará el grupo del sur hay dos rumores. Según unos, ficharán en masa por el Tumbador, según otros, tratan de constituir un equipo que represente a la pila de Telde». El paso de los días confirmó que los luchadores que habían abandonado la disciplina del club de San José, colaboraron en la constitución del Castro Morales en su primera etapa.

El 30 de enero de 1947 aparece la segunda reseña sobre los teldenses en el mismo medio y tratando sobre la constitución del mismo. «En la ciudad de Telde y en el seno de la Obra Sindical de Educación y Descanso, ha quedado constituido el Club de Luchas Castro Morales, ostentando la presidencia del mismo Don José Betancor Pérez. Un nutrido plantel de luchadores figura en el mismo y pronto tendremos ocasión de verlos actuar».

Aplazamientos

Dos semanas más tarde, el 9 de febrero de 1947, hay una nueva reseña de esta fundación. En Falange se escribía en relación a la luchada de la prensa que «nos llegan noticias que el nuevo equipo de Telde, el Castro Morales, que capitanea el Faro de Maspalomas y el Maninidra de Ingenio, ofrecerán su colaboración en el deseo de contribuir a la brillantez de dicha luchada». El 28 de marzo, la Federación invita públicamente al Castro Morales «a que haga su presentación oficial el 6 de abril contra Los Guanches en luchada amistosa».

Ese día no hubo luchada, porque en esa misma fecha encontramos en Falange del 6 de abril de ese año, un anuncio de una luchada: «Nos informan que el joven equipo de Telde, el Castro Morales, hará su presentación en breve en una luchada ante Los Guanches».

Esta noticia se amplía tres días más tarde, el miércoles 9 de abril: «El equipo del Faro hará su presentación el próximo domingo frente a Los Guanches de Arucas. A nadie se le esconde el interés de esta luchada que pone enfrente a los puntales más temibles de Canarias, el Faro y Manuel Marrero. En el equipo sureño figuran buenos luchadores como el Pollo Sosa, Pollo del Cortijo, Pollo de Marzagán, Agustín López y otros de nueva filiación que prometen grandes cosas. Los Guanches por su parte, una vez finalizadas las pequeñas diferencias interiores que les hizo retirarse del campeonato, presentara la plana completa con Manuel Marrero al frente, reestablecido de la lesión que le tenía alejado de las pistas».

El viernes 11, el periódico informaba de que la luchada no se celebraría porque el Castro Morales no se podía presentar, siendo sustituido por el Tumbador. Por segunda vez se aplazaba la presentación del club teldense. El 13 de mayo se volvía a anunciar para el domingo 18 de mayo la presentación del Castro Morales con Los Guanches. Durante toda la semana Falange hablaba de la luchada y del posible Faro contra Manuel Marrero sin olvidar a Pepe Araña como atractivos de la luchada. Los problemas de Los Guaches volvieron a suspender la luchada y se programó para una semana más tarde, el 25 pero ahora contra el Tumbador, que estaría reforzado por Araña, que en aquella época era la horma del zapato del Faro de Maspalomas, según Falange, para esa primera luchada que se eternizaba.

En esa presentación, el Castro Morales ganaba 12-11, con el Faro de Maspalomas que pudo con nueve contrarios, entre ellos con Pepe Araña.

L a primera luchada que hizo el nuevo equipo, según Henríquez, «fue contra Los Guanches de Arucas ganándoles por 12-9, en luchada celebrada en la plaza con motivo de las Fiestas de San Gregorio. La afición respondió entusiasta como ha ocurrido a través de las épocas mirando siempre al presente y no al futuro en una línea de progreso y estabilidad». De este enfrentamiento no hay referencia periodística.

Comenzada la Liga de 1947, los teldenses no se presentaron a la primera jornada, según Falange, porque el Faro se negaba a luchar a mano abajo al igual que el Ajódar que tampoco lo hizo. El 16 de julio, Alfredo Martín, el Palmero, quedaba en libertad del Adargoma para fichar con el Castro Morales reforzando aún más el equipo.

EL 18 de julio de 1947, el Castro Morales hace su primera luchada oficial de campeonato contra el Tumbador. La alineación fue: Faro de Maspalomas, Juan Primera, Lorenzo Andueza, Polonio Martín, Alfredo Martín, El Palmero, Hermenegildo Hernández, Antonio Mayor Pollo del Cortijo, Antonio Sosa Pollo de los campillos, Francisco Caballero, Fernando Quintana, Pollo de Telde. El triunfo fue para el Castro Morales con un Faro decisivo pues tumbó a cinco adversarios. EL 25 de julio harían la segunda luchada contra Adargoma y se repetía el 12-11 para los teldenses con ocho adversarios llevados a la arena por el Faro, aunque sufrió con el Pollo de Doramas y sus burras.

Un revés importante vendría esa semana como era la lesión del Faro, eso se comentaba desde Telde, que le impedía competir con el Ajódar en condiciones por lo que el equipo no se presentaba creando un cisma importante en la competición que ya había comenzado con mal pie la primera jornada.

El 15 de agosto, el Castro Morales tenía encuentro con el Tumbador y lo derrota por 12-9, en la que al Faro en esta ocasión le ayuda Alfredo Martín, el Palmero, que no había tenido buenas actuaciones hasta ese día.

A pesar de todos los problemas, la siguiente jornada con el Ajódar, que era el líder con dos puntos de ventaja, se jugaba la opción del título o al menos forzar el desempate, pero el Ajódar derrotaba a los sureños por 12-8, porque Manuel Marreo el pollo de Buen lugar, podía con el Faro de Maspalomas, finalizando segundos de la competición.

L os problemas extradeportivos del Faro y su imposibilidad de seguir luchando fueron una de las causas que el club al final de la temporada desapareciera con apenas un año de vida, aunque fue el inicio de uno de los equipos señeros del vernáculo deporte.

El Castro Morales tuvo varias etapas en su vida ya reaparecería en 1958 y volver a dejar de luchar de nuevo en 1966 para volver a salir en 1973, con Babache con el que tuvieron unos de años de gloria, con títulos de Liga y Copa incluidos. Volvía a dejar de competir en 1979 para regresar en 1983 y quedarse hasta hoy.