Los promotores musicales creen abusivas las tasas del Gran Canaria Arena

Un grupo de empresas dedicadas a la producción de espectáculos musicales en Canarias expresaron ayer su disconformidad con el borrador de las tarifas que el Cabildo de Gran Canaria aplicará para la cesión de los espacios del Gran Canaria Arena, al Estadio del Gran Canaria y el solar anexo para la celebración de eventos y conciertos.

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Este colectivo de empresarios de la industria musical, que dice reunir a «más de 60 representantes de todas las islas», consideran abusivos los precios fijados por la Corporación insular.

Las productoras señalan que, en lugar de abaratar los precios para paliar el gasto extra que supone la insularidad, las «instituciones públicas encarecen los precios y endurecen las forma de pago de los mismos, exigiendo que dichas tasas sean adelantadas por el organizador del concierto antes de la celebración del mismo».

Por ello, este grupo de empresarios tiene previsto plantear una alegación al borrador de la nueva ordenanza por entender que es «contraria a derecho, a los intereses culturales de nuestra sociedad y a las negociaciones abiertas con el Instituto Insular de Deportes de Gran Canaria». De hecho, añaden que la nueva medida «incumple las reglas y normas de proporcionalidad ya que duplica, triplica y en algunos supuestos quintuplica los precios que regían para 2019».

Los promotores sostienen que «los precios públicos no están sujetos a las normas de oferta-demanda de la economía libre de mercado, ya que esos precios son, exclusivamente, par cubrir los gastos que genera el recinto». También recalcan que por su interés público y a razones culturales los precios públicos deberían ser inferiores.

Además, advierten, de aplicarse estas tarifas Gran Canaria perdería su posición en el circuito nacional de conciertos de música.

Tarifas.

El borrador de la ordenanza, previsiblemente, será aprobada en el pleno de diciembre y luego pasará un periodo de 30 días de información pública, en el que se podrán presentar alegaciones. Luego, debería ser aprobada de forma definitiva en un nuevo pleno y empezaría a entrar en vigor.

Los nuevos precios han sido fijados por expertos externos al Cabildo y se ajustan a los gastos técnicos, es decir, no generan beneficios para el Instituto Insular de Deportes.

Los precios para el alquiler del Gran Canaria Arena oscilan entre los 11.500 y los 19.000 euros y del Estadio entre los 21.000 euros y los 30.000, en función de la amplitud de la audiencia.