Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 23 de febrero
Aranza Coello, en los ensayos de un montaje que contó con una residencia artística apoyada por el Ayuntamiento de LaMatanza, en Tenerife. C7
Un viaje escénico y emocional en torno al duelo

Un viaje escénico y emocional en torno al duelo

La actriz Aranza Coello protagoniza este domingo, a las 19.00 horas, 'Desprendimiento. Del suelo no pasas', en el Teatro Guiniguada

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 3 de febrero 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El dolor por la pérdida y el periodo de duelo que le sigue es parte de la vida. Llega un momento en el que toca afrontar ese mal trago para el que nadie, por mucho que lo crea, está suficientemente preparado. Sobre estos mimbres se cimenta el «viaje emocional» que ha escrito, dirige y protagoniza la actriz canaria Aranza Coello, titulado 'Desprendimiento. Del suelo no pasas', que este domingo protagoniza, a partir de las 19.00 horas, en el Teatro Guiniguada de la capital grancanaria tras el estreno absoluto de este viernes en el Espacio La Granja de Santa Cruz de Tenerife.

Durante los 70 minutos que dura la obra, Aranza Coello está sola, aunque reconoce que se siente «muy arropada» por el equipo técnico y por todas las personas que han participado en la preparación de este montaje.

«Ha sido un proceso largo. El punto de partida no lo sé, no tengo claro cuando empecé a reflexionar en torno a la pérdida y los duelos. Seguramente lo hice por motivos personales, por gente que tengo cerca y por cosas que se entremezclan y sobre las que al final acabas atando cabos», dice la fundadora de Burka Teatro.

La actriz Aranza Coello, durante un ensayo de este montaje.
La actriz Aranza Coello, durante un ensayo de este montaje. C7

La reflexión previa a la obra que ahora estrena tuvo varios preámbulos. «Hace casi tres años empecé a generar una serie de materiales e imágenes en las que me dejaba caer al suelo en espacios públicos. Eran reflexiones sobre mi cuerpo caído en el espacio público. Tuvo una revolución en redes muy curiosa, la gente se sentía reflejada con sensaciones de sorna, vergüenza ajena e identificación con el cuerpo deslabazado en el suelo», apunta.

Distintas pérdidas

A partir de ahí puso en marcha una serie de laboratorios «para público en general que se hicieron en Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura». «En ellos quería reflexionar sobre los duelos pero en un sentido amplio, no solo en torno a la muerte del cuerpo físico o las enfermedades degenerativas. También sobre las pérdidas emocionales y del territorio. Convocamos también para esos laboratorios a migrantes, tras contactar con ONG y distintos colectivos, a los que entrevistábamos. Así, entre mi reflexión en los espacios públicos y esos laboratorios se fue macerando el proyecto», recuerda.

A medida que 'Desprendimiento. Del suelo no pasas' iba cobrando forma, ganó peso la idea de que tenía que protagonizarlo en solitario. «Es un paralelismo con los procesos de duelo. Por mucho que estemos acompañados, son individuales. La individualidad en ese tránsito es imprescindible. Es una lucha entre la parte que se aferra a un tiempo que fue y otro que quiere pasar página y salir adelante», explica.

Aranza Coello, en 'Desprendimiento. Del suelo no pasas'.
Aranza Coello, en 'Desprendimiento. Del suelo no pasas'. C7

La obra, dice Aranza Coello, «es una metáfora del proceso de duelo y dolor. Es un viaje emocional, más que con la mente, con la emoción y el cuerpo. Hay que dejar la mente aparcada porque busca controlar todo lo que pasa, porque en ese proceso no hay respuestas, la aceptación o asimilación tiene que ver con otras cosas, mucho más internas y subyacentes», asegura.

Cuerpo y palabra

La obra se desarrolla mediante un equilibrio entre el «teatro de texto» tradicional y el cuerpo de la actriz. «Es un viaje de ida y vuelta para el que he contado con Paloma Hurtado para trabajar la corporalidad y el movimiento y con la visión de Itahisa Borges como asistente de dirección», apunta la creadora tinerfeña. Un espacio sonoro y una coreografía «que tienen mucho que ver con lo orgánico» completan el puzle de esta propuesta.

Reconoce que llevar a cabo en el escenario esta propuesta escénica es un reto muy exigente, tanto desde un punto de vista físico como mental, a la vez que aclara que se trata de «una propuesta artística y no terapéutica», aunque pueda ayudar a que algunos espectadores afronten mejor su duelo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios