Una cámara serie 0 de Leica en una tienda especializada de Viena. / Reuters

Subastan por 14,4 millones la primera cámara Leica con carrete fotográfico

El prototipo lleva grabado el nombre de su propietario e inventor, Oskar Barnack

JUAN CARLOS BARRENA Berlín

La primera cámara de bolsillo con carrete fotográfico ha sido subastada este sábado en la localidad alemana de Wetzlar por 14,4 millones de euros. Es el precio más alto de la historia alcanzado por un aparato fotográfico. Se trata de uno de los pocos prototipos que existen aún de la serie 0 de Leica, con casi un siglo de antigüedad y que cuenta como uno de los primeros aparatos que utilizó carretes de 135mm, el formato que acabó imponiéndose entre aficionados y profesionales.

El prototipo con el número de serie 105 tiene de particular que lleva grabado el nombre de su propietario e inventor, Oskar Barnack, jefe de desarrollo de la firma alemana Leitz. Su Leica compacta, que comenzó a producirse en serie en 1924 y salió al mercado en 1925, revolucionó el mundo de la fotografía y, sobre todo, del periodismo.

Los responsables de su venta en Wetzlar, donde dos veces al año se celebran las más importantes subasta del mundo de cámaras y aparatos ópticos antiguos, destacaron que el aparato ha estado todo este tiempo en manos de la familia del inventor y que ha sido adquirido por un coleccionista estadounidense. Antes de comenzar la subasta había sido tasada en dos a tres millones de euros y tuvo un precio de salida de un millón. Hasta ahora la cámara más cara del mundo era también un aparato de la serie 0 de Leica, concretamente el 122, que se vendió en 2018 en la 32 edición de la «Leitz Photographica Auction» en Wetzlar por 2,4 millones de euros.

Los organizadores del evento subrayaron que de la serie 0 de prototipos de Leica solo se fabricaron 23 ejemplares, de los que tan solo la mitad se conserva. Los prototipos vieron la luz en 1923, un año antes de que comenzara la producción en serie de la cámara compacta que hizo la fotografía accesible a todo el mundo. «La Leica 0 con el número de serie 105 no es solo la Leica más importante y significativa que existe, sino a la vez uno de los más sobresalientes hitos en la historia de la fotografía», destaca el catálogo de la subasta.