Seis virtuosos se mezclan en ‘El mundo en un piano’

Mañana arranca la tercera edición del Festival Internacional El mundo en un piano, organizado por Fábrica La Isleta junto a la Fundación Auditorio, que este año reunirá en la isla a seis instrumentistas de distintas procedencias y estilos para invitarlos a compartir e intercambiar entre ellos sus experiencias al piano, con el público como principal testigo.

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA

Las Palmas de Gran Canaria

La cita, que abrirá este martes el pianista laureado con el primer premio en el Concurso Steinway de Berlín 2015 Juan Pérez Floristán, recorrerá distintos estilos, desde la música clásica a la de raíz popular brasileña, hasta el próximo 18 de mayo, en cuatro intensos días que incluyen cuatro conciertos y una clase magistral impartida por el pianista y compositor gallego Abe Rábade.

El responsable del centro artístico multidisciplinar Fábrica La Isleta, José Alberto Medina, asegura que el piano ocupa un espacio importante en la oferta cultural de la ciudad y que el objetivo de este festival no es reivindicar su presencia sino «proponer un encuentro de pianistas de diferentes estilos» que, en algún momento de sus actuaciones, «se lleguen a mezclar. Hasta ahora no había ningún encuentro de estas características en Canarias y lo que pretendemos es que El mundo en un piano sea un punto de encuentro de referencia a nivel internacional que reúna a jóvenes pianistas con grandes estrellas», subrayó Medina, quien agradece la implicación de la Fundación Auditorio en este proyecto. «Contamos con el presupuesto que da el auditorio y tenemos que tirar con él», asegura el responsable de esta entidad independiente dedicada a la difusión y la formación en el ámbito musical.

El concierto inaugural de mañana está protagonizado, según Medina, por «uno de los mejores pianistas de España, que, a pesar de su juventud, ha cosechado importantes premios a nivel internacional y que cada vez crece más como intérprete. Es un recital que ningún aficionado al piano clásico se puede perder», indicó el gestor cultural y también pianista acerca de la audición, que tendrá lugar mañana en la sala de cámara del auditorio Alfredo Kraus y cuyo programa contiene piezas de Beethoven, Schubert y Mussorgsky. «Es una referencia. Abrir el festival con este pianista es un lujo», apunta.

La cita continuará el jueves con un concierto protagonizado por dos jóvenes valores canarios; Héctor Matacherry y Víctor Naranjo. El primero, explica Medina, sigue la estela impresionista de Mompou y presenta su primer disco, Piezas tardías; el segundo, con apenas 20 años, «tiene una técnica muy depurada y un desparpajo insólito para su edad», comenta Medina sobre este canario que actualmente estudia piano en el Conservatorio de Ámsterdam.

El viernes 17 de mayo el jazz irrumpirá en el festival de la mano de uno de sus maestros; el pianista estadounidense Fred Hersch, un artista con una larga trayectoria avalada con doce nominaciones a los Grammy. «Tenerlo significa posicionar el festival en un contexto internacional y llenarlo de contenido», apunta Medina sobre este intérprete heredero del estilo del mítico Bill Evans.

La última de las citas la protagonizarán dos pianistas que comparten el lenguaje jazzístico y la querencia por la música popular de sus respectivos lugares de origen; el gallego Abe Rábade y el brasileño Salomão Soares. El español, licenciado en la prestigiosa escuela de Berklee, ha musicado a poetas gallegos, mientras que Soares, ha insuflado energía y ritmo a las sonoridades brasileñas. «Es un pianista emergente de Brasil y un auténtico descubrimiento del festival», indica Medina que confía en que ambos mezclarán sus estilos a lo largo del concierto.