La artista grancanaria Saskia Rodríguez, en la galería Zulo de la calle Cano. / C7

Saskia Rodríguez reflexiona sobre el vínculo isleño con el mar en la galería Zulo

La artista grancanaria exhibe 'Si te pierdes, ve hacia el mar', fruto de una residencia en Austria, en el recinto del número 22 de la capitalina calle Cano

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

Toca parar y reflexionar cuando nos sentimos perdidos. En ese momento, lo natural es que el origen y el bagaje existencial del que se disponga tengan mucho que decir. Si se ha nacido y vivido durante muchos años en una isla, el entorno marítimo marca a fuego. Bajo esta premisa se sustenta la frase que su padre le solía decir cuando era pequeña a la artista grancanaria Saskia Rodríguez: «Si te pierdes, ve hacia el mar».

Esta misma afirmación es la que ahora da título a la exposición que protagoniza hasta final de mes en la galería Zulo, en el número 22 de la calle Cano de la capital grancanaria. «Creo que esa frase es una bonita forma de resumir el vínculo con la isla. Significa muchas cosas. Si te pierdes, de forma literal o emocional, tienes que volver a la isla para encontrar tu sitio», confiesa la propia artista.

'Si te pierdes, ve hacia el mar' nace durante la residencia artística que protagonizó, entre octubre y noviembre de este año, en Krems an der Donau, en el estado federal de Niederösterreich. «Todas las obras que expongo en Zulo las hice allí. Se basan todas en el concepto de isla y en volver a los orígenes para encontrarse a uno mismo, pero no de una forma literal. Se trata de buscar al niño interior, de dibujar sin miedos y sin prejuicios. Es algo con lo que suelo trabajar, pero fue allí cuando ya me lo planteé de una forma más seria, en un estudio con vistas al Danubio. Eso me hizo pensar en la relación de la gente con el río y la que tenemos los canarios con el mar. Es un vínculo diferente. Me puse a pensar en mis orígenes y mi vínculo con la idea de la vida en la isla, que es muy diferente a la relación que tienen también los peninsulares con el mar», apunta la joven artista.

En Zulo, Saskia Rodríguez muestra «dibujos con técnica mixta sobre distintos tipos de papeles». Incluye, piezas «de gran formato y otras pequeñas». «Es todo muy gestual, como el dibujo de un niño, en cierto sentido, sin miedos...», añade sobre tres piezas de 100x70 centímetros, una de 100x130, dos enmarcadas de 38x42 y una pequeña serie en A4.

La exposición se complementa con varios añadidos. Por un lado, se ha editado «un pequeño catálogo que explica la obra y recoge fotos del estudio en Austria y otras obras que hice allí», dice la artista. El visitante de la muestra en Zulo percibirá los sonidos del mar, fruto de un audio cedido por un artista británico, que junto con una intervención de la propia Saskia Rodríguez mediante un mural en uno de los arcos ayuda a generar una «inmersión» en la reflexión que propone con sus dibujos.

La artista considera que la residencia que protagonizó en Austria fue muy fructífera y espera que sea «un antes y un después» dentro de su trayectoria. «Me dio tiempo para pensar en mi trabajo, para organizarme y para ver qué ideas tengo. Además, mostrar el trabajo realizado tan seguido es importante. En Zulo se ve una selección, ya que por espacio no podíamos mostrarlo todo y porque no todas las obras son relevantes. Creo que la selección funciona muy bien en conjunto», señala.

'Lenguaje y ficción'

Esta muestra convive con la que desde protagoniza también en la sala de Arte del municipio de Agüimes.

«Se titula 'Lenguaje y ficción' y se puede visitar hasta el 13 de enero. Al ser un espacio tan grande, muestro obras de distintos proyectos que he realizado entre 2017 y 2021 y que por primera vez se exhiben juntos, como una colección. Me parece muy interesante ver cómo conviven todas esas obras. Tienen cosas en común, aunque cada una es diferente. Hablan sobre un lenguaje ficticio y una escritura ilegible, en la que simulo cartas, obras ocultas con plegados de papel... y distintas técnicas», apunta esta creadora que avanza que protagonizará una tercera muestra, en enero, en el Centro de Artes Plásticas del barrio capitalino de Vegueta.