Santiago de Compostela aguarda su día grande sin peregrinos y sin aglomeraciones de turistas

Galicia aguarda con ilusión horas antes de su fiesta grande, la del apóstol Santiago. Aunque este año quedará algo deslucida. La Xunta quiere evitar aglomeraciones durante los tradicionales fuegos en la plaza del Obradoiro.de momento la situación esta mañana era bien tranquila; con una plaza del obradoiro insólitamente vacia, con la ausencia de peregrinos. Tal día como hoy el pasado año no se podía caminar.Las tiendas de souvenirs siguen esperando a los turistas, igual que los bares, y por supuesto, la obligada visita al santo. No hay que hacer colas. mañana se celebrarán conciertos pero sin mucha gente, se lanzarán los fuegos pero esparcidos por toda la ciudad. Una festividad diferente enmarcada en la nueva normalidad. -Redacción-

ATLAS ESPAÑA