No te pierdas...

Jonathan wilson

16/04/2018

La referencia en su sonido a músicos legendarios en el pasado no deprecia el valor actual de sus composiciones.

ETIQUETAS:

Alfredo Relaño inventó en su día aquello de que Raúl González era un futbolista de futbolistas. Cuando el ariete del Real Madrid empezaba a vislumbrar el final de su carrera y perdió el favor del público y ganó el respeto de sus compañeros. Jonathan Wilson no está en curva descendente, pero sí es probablemente un músico más respetado entre sus compañeros del gremio que conocido por las grandes masas. Es el tipo con el que todos quieren trabajar, y como muestra está Roger Waters, al que produjo Is This the Life We Really Want?, y a quien acompaña como guitarrista en su larguísima gira Us+Them que anoche sonó en Barcelona.

Pero Wilson es mucho más que el tipo que está a los mandos y en los créditos de discos tan redondos como el Pure Comedy de Father John Misty. Es un artista por derecho propio, como ha vuelto a demostrar en Rare Birds, su nueva referencia en el catálogo personal.

Trafalgar Square, por ejemplo, muestra que este californiano de resonancias setenteras tiene en su mapa de sonidos muchas cosas que expresar. Es una canción que suena y evoca a cosas de los Pink Floyd de la edad de oro de la banda, pero en el fraseo y en las forma de cantar de Wilson hay tanto de eso como de los Genesis todavía liderados por Peter Gabriel. La obligada referencia no deprecia el valor actual de la obra del cantante, guitarrista, compositor y productor norteamericano. Porque en su sonido de referencias localizables también anidan muestras de lo que hoy es moderno y diferencia. Un tipo solvente y magnético.

Más información

Título: ‘Rare Birds’ (Bella Union).

Créditos: El disco ha sido compuesto, interpretado y producido por Wilson, que ha contado con la producción adicional de Jeff Ramuno.

Atención a...: ‘Trafalgar Square’.