Exposición «Año Picasso» en el 50 aniversario de su muerte, este lunes en el Museo Reina Sofía de Madrid. / EFE

El 'Año Picasso' no eludirá el debate sobre los perfiles más escabrosos del genio malagueño

«No captaba ni encarcelaba a las mujeres que convivieron con él» dice su nieto Bernard, que juzga «saludable y positivo» el debate de género

MIGUEL LORENCI

La indiscutible genialidad de Pablo Picasso y los perfiles más escabrosos de su controvertida personalidad convivirán en la celebración del 'Año Picasso' que conmemora el 50 aniversario de su muerte a lo largo de 2022 y 2023. Un programa que comporta más de 50 actos, con 42 exposiciones en siete países y que contará con un presupuesto de seis millones de euros -tres aportados por el Estado y tres por Telefónica, patrocinador principal-, y que este lunes presentaron ante el 'Guernica' los ministros de Cultura de Francia y España.

En las exposiciones y congresos se debatirá sobre la presunta misoginia de Picasso y su compleja y desigual relación con las mujeres. Un debate «saludable y positivo si es de calidad» según Bernard Ruiz-Picasso, nieto del genio malagueño que se sumó a la presentación. Advirtió que su abuelo era «hijo de su tiempo» y que las mujeres que convivieron con él «sabían a lo que se atenían». «No captó ni encarceló a las mujeres. Ellas sabían lo que había. Una mujer sabe cuándo hay riesgo de quemarse un poco. Eso es la vida, y cada cual la vive como quiere», aseguró. «Picasso, como gran artista del siglo XX, puso encima de la mesa grandes cuestiones sobre las que debatimos ahora» agregó.

«Si hay un artista que define el siglo XX, que lo representa con toda su crueldad, su violencia, su pasión sus excesos y sus contradicciones, es sin duda Pablo Picasso». Así lo declaraba ante la más universal obra de Picasso en el Museo Reina Sofía el titular de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, que hizo un pormenorizado repaso de los actos del cincuentenario.

El programa del cincuentenario de la muerte del pintor contempla medio centenar de actividades con 42 exposiciones en 7 países, seis de ellas en España

Para su colega francesa, Rima Abdul Malak, «la obra de Picasso sigue ejerciendo una verdadera fascinación en todo el mundo». «Abundante, inventiva y a menudo radical, lo hace por su fuerza artística, por supuesto, pero también por su fuerza política, por lo que nunca deja de ser releído, revisado y reinterpretado».

Sin ocultaciones

Pero sobre el ambicioso programa del 'Año Picasso' sobrevolará ese debate sobre la relación de Picasso con las mujeres, impropia y censurable para muchos desde los criterios actuales de igualdad. «No vamos a esconder nada» coincidieron el ministro español y su colega francesa «En los debates se contemplará la cuestión de género y se mostrará a Picasso tal como es. La grandeza de su obra se sobrepone, pero no esconde nada», insistió Iceta. «Presentamos a Picasso en todas sus dimensiones. No creo que se pueda separar la vida y la obra, pero tampoco que la vida oculte la obra de Picasso, que es hijo de su tiempo y con todas las contradicciones de un carácter apasionado». «No ocultamos nada y lo conoceremos como artista y como persona», planteó Iceta.

«Que se conozca la parte de violencia que hay en él no hay que taparlo yo creo en el debate», dijo su colega francesa. «No podemos resumir su obra en su relación con las mujeres», sostuvo Rima Abdul Malak, que se reconoció como feminista y luchadora por la igualdad. También se refirió la ministra francesa la complejidad de la figura de Picasso y señaló que su relación con las mujeres ya se aborda en una de las exposiciones que programa el Museo de Brooklyn en Nueva York

Están previstas unas cincuenta actividades en distintos países. Se han programado hasta el momento dos congresos y 42 exposiciones: 16 en España, 12 en Francia, 7 en Estados Unidos, dos en Alemania, dos en Suiza, una en Mónaco, una en Rumanía y otra en Bélgica.

Entre las muetras destacan las que acogen museos españoles como el Thyssen y el Prado, el Metriopolitan y los Guggenheim de Nueva York y Bilbao, los museos Picasso de París, Barcelona y Málaga o el parisino Pompidou, que reunirá más de 2.000 dibujos. El broche de oro será la muestra '1906: La gran transformación' que el Museo Reina Sofía ofrecará a finales de 2023 y que se ocupará de un año crucual para al evolución de Picasso e incluirá la obra incautada a Jaime Botín.

Francia y la familia Picasso prestan más de 700 obras que se moverán por el mundo en los próximos meses. La exposiciones se celebran en un momento económico más que delicado, con los seguros y los transporte más caros de la historia lo que obligará a los organizadores a «hacer frente a los sobreprecios, según reconocía Iceta.