Borrar
Patricia Horrillo es fundadora de Wikiesfera y experta en Wikipedia, comunicación y redes sociales. C7
Patricia Horrillo: «Menos del 13% de editores digitales son mujeres»

Patricia Horrillo: «Menos del 13% de editores digitales son mujeres»

La fundadora de Wikiesfera coordina este viernes en la Casa de Colón el primer 'editatón' para elaborar biografías de artistas canarios en 'Wikipedia'

Gabriela Vicent

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 27 de junio 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

¿Está realmente todo en Wikipedia? Patricia Horrillo, fundadora de Wikiesfera, un espacio de autoaprendizaje y desarrollo de dinámicas inclusivas en torno a la edición del buscador digital más popular a nivel mundial, responde con un rotundo «no». Experta en Wikipedia, comunicación y redes sociales, ofrece este viernes, día 30 de junio, una charla-coloquio, a las 11.30 horas, en la Casa de Colón que completará más tarde, de 16.00 a 20.00 horas, con el primer 'editatón' de carácter artístico.

Se trata de 'Isla de arte #30J', un maratón de creación de contenido nuevo en Wikipedia, para la inclusión de biografías de artistas relevantes de Canarias que deberían estar en la enciclopedia online más consultada del mundo.

La entrada es gratuita, previa inscripción en grancanariaisladearte.com/agenda o en www.casadecolon.com/actividades.

Wikiesfera es un proyecto que busca corregir las brechas que existen dentro del universo Wikimedia, que abarca espacios digitales como Wikipedia, Wikidata o WikiCommon's, entre otros, aumentando el número de personas editoras pertenecientes a minorías o grupos subrepresentados, incorporando a más mujeres en la edición, ampliando las biografías de mujeres, eliminando el sesgo androcéntrico de los artículos e incorporando contenidos que faciliten la documentación de cultura y conocimiento que no esté basado exclusivamente en la academia, las instituciones o los medios de comunicación convencionales.

«Nos reunimos semanalmente de forma presencial en una librería del centro de Madrid y de forma virtual dos veces al mes para facilitar que personas que no tienen facilidad para venir o que no viven en nuestra ciudad sigan conectadas al proyecto», explica Patricia Horrillo, fundadora de la iniciativa.

En 2018, Wikiesfera fue reconocido oficialmente como grupo de usuarios por el Comité de Afiliaciones de la Wikimedia Foundation.

Por primera vez, esta original iniciativa se organiza en el contexto de una exposición de la envergadura de 'Isla de arte', que será clausurada el día 2 de julio.

Las grietas en el universo de los buscadores digitales son múltiples, a juicio de esta experta, y sangran por la misma herida que las desigualdades existentes en la sociedad. «Hay una brecha de género, una falta de participación y contribución de mujeres en los proyectos de Wikimedia, tanto en términos de editoras (menos del 13% de editores digitales son mujeres), como de contenido relacionado con mujeres y cuestiones de género. Esto implica la existencia de sesgos y desequilibrios en la información presentada», reclama Horrillo.

La brecha lingüística también es grave y evidente. «Aunque Wikipedia está disponible en varios idiomas, hay muchas lenguas minoritarias y menos habladas que tienen un contenido limitado o inexistente. Esto excluye a muchas comunidades y limita el acceso al conocimiento en su propio idioma», asegura la experta.

«Existe una necesidad de incluir y mejorar la representación del conocimiento local y tradicional, incluidas las perspectivas indígenas y los sistemas de conocimiento no occidentales, y también puede haber barreras técnicas que dificulten la participación de ciertos grupos de personas en los proyectos de Wikimedia. Esto incluye la accesibilidad para personas con discapacidades, la falta de conectividad en áreas rurales o subdesarrolladas, y la necesidad de herramientas e interfaces más intuitivas», reclama Horrillo.

«Sí, la invisibilidad femenina en la red es una preocupación real», opina la especialista en redes. «Aunque ha habido avances en la participación y representación de las mujeres en estos espacios, persisten desafíos significativos. En el ámbito digital, las mujeres a menudo se enfrentan a barreras como el acoso en línea, la intimidación y la falta de oportunidades. Estos factores pueden desalentar su participación activa y limitar su visibilidad en comunidades en línea, plataformas sociales y otros espacios digitales», asegura.

Abordar el sistema

En la industria multimedia, también considera que las mujeres han estado históricamente subrepresentadas en roles creativos y de liderazgo. Y la falta de representación adecuada puede perpetuar, a su juicio, estereotipos y limitar la diversidad de voces y perspectivas en los contenidos mediáticos. «Es importante reconocer y abordar este problema, promoviendo la igualdad de género en el mundo digital y multimedia. Esto implica fomentar entornos seguros y respetuosos en línea, brindar oportunidades equitativas y respaldar la participación activa de las mujeres en la creación y difusión de contenido digital y multimedia».

Pese a que las herramientas creadas para buscar información pueden pretender ser neutrales en esta labor, proporcionan resultados relevantes en función de los algoritmos y criterios de búsqueda, dice Patricia Horrillo. Estos desarrollos tienen todo tipo de sesgos que son inherentes a la sociedad y que también están presentes en el contenido disponible. «Los buscadores muestran resultados en función de varios factores, como la relevancia, la popularidad y la autoridad del contenido», opina Horrillo al respecto. «Es por ello que reflejan sesgos existentes en la sociedad relacionados con género, raza o cultura. Las consecuencias son la falta de diversidad y equidad en los resultados mostrados, lo que puede interpretarse como un reflejo del machismo estructural».

Es importante abordar y mitigar estos sesgos a través de mejoras en los algoritmos de búsqueda, la promoción de contenido diverso y equitativo, y la conciencia crítica por parte de los usuarios para evaluar y cuestionar los resultados presentados, propone la especialista. «Además, se deben alentar y apoyar iniciativas que promuevan la igualdad de género en el ámbito digital y en la creación de contenido colaborativo en línea».

Supremacía masculina

Esta supremacía masculina que se extiende también al mundo de la edición digital provoca desafíos para los que ya se está trabajando, con el objetivo de revertir las tendencias actuales. Las propuestas incluyen la sensibilización y educación, los programas de capacitación dirigidos a mujeres o subgrupos representados, políticas y normas inclusivas y la novedosa celebración de 'editatones', «maratones de edición con perspectiva de género en los que varias personas se juntan con el objetivo de crear contenido nuevo o mejorar el existente en Wikipedia», explica la promotora de estas iniciativas.

«Estas son solo algunas de las formas en las que se trabaja para neutralizar la supremacía masculina y promover la inclusión de género en el mundo de la edición digital», contextualiza Patricia Horrillo. «La comunidad de editoras y editores está en constante evolución y mejora, buscando crear un espacio más equitativo y diverso para quienes colaboran», matiza.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios