El productor de cine francés Olivier Delbosc y Sidonie Dumas reciben el premio a la Mejor Película por 'Las ilusiones perdidas'. / AFP

'Las ilusiones perdidas' de Xavier Giannoli gana siete premios Césars

'El padre' de Florian Zeller obtiene el galardón a la mejor película extranjera

BEATRIZ JUEZ Corresponsal. París

'Las ilusiones perdidas', la ambiciosa adaptación que ha hecho Xavier Giannoli de la novela homónima del escritor francés Honoré de Balzac, fue la gran ganadora de los premios César 2022 al lograr siete galardones, entre ellos a mejor película, mejor actor revelación (Benjamin Vospin) y mejor actor secundario (Vincent Lacoste).

El filme, que partía como favorito con un récord de 15 nominaciones, narra con gran maestría la historia de Lucien Chardon, alias Lucien de Rubempré (Vospin), un ambicioso poeta de provincias que busca la gloria en París.

El cine volvió a ser el gran protagonista de la 47 ceremonia de los premios César, después de que las dos anteriores galas estuvieran rodeadas de polémica. La de 2020 estuvo marcada por la controversia por las 12 nominaciones a Roman Polanksi, acusado de violación por varias mujeres, y la de 2021 por las reivindicaciones del sector para exigir el fin del cerrojazo cultural en Francia tras un año negro para el mundo del cine por la pandemia de la covid-19.

La guerra en Ucrania estuvo presente en la alfombra roja de la mítica sala Olympia de París, donde tuvo lugar la ceremonia. 'Esta noche, pensamos en los ucranianos', dijo Antoine de Caunes, maestro de ceremonias. '¿Cómo no vamos a evocar lo que pasa en este momento a tres horas de aquí?', se preguntó el presentador de gala. 'Esta noche no vamos a cambiar el mundo. Vamos a reír, vamos a conmovernos, porque la esencia de nuestra profesión es continuar pase lo que pase. Incluso si el mundo parece hundirse alrededor nuestro', añadió de Caunes.

'Es difícil pensar o hablar de otra cosa que lo que pasa en Ucrania, pero como ha dicho Antoine (de Caunes) estamos aquí para celebrar el cine', dijo Cate Blanchett en su discurso de agradecimiento por el César de Honor. La actriz y productora australiana recibió el galardón de las manos de la francesa Isabelle Huppert por el conjunto de su carrera, dos semanas después de alzarse con el primer premio Goya Internacional.

El César a mejor director fue para Léos Carax por la ópera rock 'Annette', que logró cinco estatuillas. La película, protagonizada por Adam Driver y Marion Cotillard, tenía 11 nominaciones.

El premio al mejor actor fue para Benoît Magimel por 'De son vivant', una de las sorpresas de la noche, mientras que el galardón a la mejor actriz se lo llevó Valérie Lemercier por 'Aline', el filme inspirado en la vida de la cantante canadiense Céline Dion.

'El padre' del director Florian Zeller, protagonizada por Anthony Hopkins, ganó el César a mejor película extranjera, galardón al que también optaba 'Madres paralelas' del realizador español Pedro Almodóvar.

En esa categoría también competían la finlandesa 'Compartimento número 6' de Juho Kuosmanen, la japonesa 'Drive My Car' de Ryûsuke Hamaguchi, la estadounidense 'First Cow' de Kelly Reichardt, la noruega 'La peor persona del mundo' de Joachim Trier y la iraní 'La Loi de Téhéran' de Saeed Roustayi.

Anamaria Vartolomei ganó el César a mejor actriz revelación por 'El acontecimiento', un filme sobre el aborto. El César a mejor actriz secundaria fue para Aissatou Diallo Sagna, enfermera de profesión en la vida real, por 'La Fracture'. Esta película cuenta las tensiones de una noche en las urgencias de un hospital de París con las manifestaciones de los 'chalecos amarillos' como telón de fondo.

El premio a la mejor ópera prima fue para 'Les magnétiques' de Vincent Maël Cardona, el de mejor documental para 'La panthère des neiges' de Marie Amiguet y Vincent Munier y del mejor largometraje de animación se lo llevó 'Le sommet des dieux' de Patrick Imbert.