«Tengo más ilusión que el primer día»

13/09/2017

David Bisbal toca este viernes, en el Gran Canaria Arena, a partir de las 21.00 horas, y repite el sábado en La Laguna.

Las Palmas de Gran Canaria

- ¿Qué David Bisbal se encontrará el público canario que asista a su concierto dentro de la gira Hijos del mar?

- Pues todos los fans canarios que vengan al concierto se van a encontrar a un David Bisbal que sigue sintiendo la misma emoción que el primer día al subirse a un escenario, yo diría que incluso más, y más aún en esta gira que está siendo tan especial. La gente va a poder disfrutar de un concierto intenso, emocionante, con un montón de sorpresas y donde no hay un solo momento para el descanso. En fin, hemos trabajado muchísimo con el equipo para ofrecer un concierto con una producción muy moderna y actual. Espero que todo el público canario lo pase genial y participe con la misma energía que a mí me da fuerza y me contagia para cantar durante las dos horas que dura el concierto.

- Se asegura que usted ha alcanzado la madurez como artista. ¿Comparte esa visión?

- No cabe duda de que son ya 15 años de carrera, seis discos y muchas giras, y es verdad que se puede considerar que estoy en un momento de mayor madurez y experiencia a nivel profesional y también personal. Pero eso no quiere decir que este no sea un buen momento para seguir aprendiendo y evolucionando. Y sobre todo esa madurez profesional me sirve para darme cuenta de cuál es la verdadera clave del éxito, el cariño y el apoyo del público.

- Desde un punto de vista musical, ¿considera que su último álbum aporta importantes novedades con respecto a los anteriores o ha apostado por una línea más continuista?

- Creo que es un disco que musicalmente sí aporta muchas novedades con respecto a los anteriores. Hijos del mar es un álbum mucho más internacional, que representa una clara evolución en mi carrera, con un sonido más moderno y actual, y en el que junto con el equipo de productores hemos tratado de buscar nuevos registros y estilos musicales. En ese sentido se puede decir que es sin duda el disco más arriesgado de mi carrera, y en el que se nota más la influencia de la música electrónica.

- ¿Qué nos puede contar de la experiencia de cantar en el Teatro Real de Madrid?

- Volver al Teatro Real después de seis años se convirtió en algo especial, mágico. Llevaba mucho tiempo esperando ese momento, y es que cantar en el Teatro Real no es un concierto como otro cualquiera. Me di cuenta desde el principio de que tanto por mi parte, como por los músicos y por todo el equipo había como más responsabilidad, más nervios, pero al final la intención era divertirnos, darle al público todo lo que llevo dentro tanto en mi voz como en mi corazón. Y al final se convirtió en una noche inolvidable, de grandes recuerdos, un hermoso sueño que se hacía realidad otra vez.

- Lleva ya unos años con una carrera profesional consolidada como para tener una perspectiva del negocio musical. ¿Cómo valora el momento actual, cree que la crisis se ha quedado atrás o no se muestra tan optimista?

- Pienso que la crisis ha afectado al negocio musical igual que al resto de sectores y ámbitos de nuestra sociedad, y no solo en España, sino en todo el mundo. Pero no cabe duda de que como en todos ellos también en la música poco a poco vamos viendo nuevas expectativas y señales para el optimismo. Eso sí, el negocio musical ha cambiado y nunca volverá a ser el mismo, el modo de consumir música del público y sus hábitos son totalmente diferentes, el formato físico está siendo sustituido por formatos digitales, y esas plataformas y redes sociales cada vez tienen más importancia. Pero lo que es seguro es que para la gran mayoría de la gente la música sigue siendo una parte muy importante de sus vidas, yo lo noto en los conciertos, en las promociones, y eso no ha dejado de ser así nunca.