Rosa López vuelve a un talent show

16/10/2019

Si hay alguien que sabe de talent show en este país es sin duda Rosa López, tras ganar la primera edición de Operación Triunfo, ha participado en otros formatos como Tu Cara Me Suena o incluso representar a España en Eurovisión. Sin embargo, en esta ocasión la cantante abandona el puesto de concursante para atreverse como embajadora, eso sí, por una buena causa.

ETIQUETAS:

El laboratorio Aristo Pharma Iberia lanza Aristo Canta, un concurso de talentos que tiene el objetivo de dar visibilidad a la labor de la Fundación Juegaterapia, colaborando así en la financiación de la construcción de un jardín en el Hospital Niño Jesús de Madrid, para que así los niños enfermos de cáncer puedan salir a jugar y sentir que no están entre las frías paredes de un hospital. La idea que se persigue con estos espacios de El Jardín de mi Hospi es «recrear entornos donde los niños hospitalizados puedan salir a jugar, a ver el sol, a sentir la lluvia en la cara y, en definitiva, sentir que no están en un hospital», declara su creador José María Sánchez.

Rosa López afronta entusiasmada su misión como embajadora de Aristo Canta y confiesa: «Mi leitmotiv en la vida es ayudar. Yo canto para ayudar a respirar y me apasiona estar implicada en una iniciativa solidaria como esta que ayudará a los niños enfermos de cáncer a través del juego».

Aristo Canta está dirigido a todo aquel desee participar y quiera sacar su lado más artístico por una buena causa. La dinámica del concurso será online. Los participantes tendrán que subir sus vídeos a la web oficial del concurso, y un jurado de expertos será el encargado de elegir al vencedor.

El ganador recibirá un premio de 3.000€ para invertir en su formación musical. El jurado de Aristo Canta está formado por: Rosa López; Antonio Hueso, locutor y presentador español; Javier Llano, director de Cadena 100; Juan José Jiménez, director general de Aristo Pharma Iberia y Valle Sallés, vicepresidenta de Fundación Juegaterapia.

Desde la Fundación Juegaterapia hacen especial hincapié en la necesidad de seguir sumando apoyos para dar visibilidad a labor que día a día se realiza con niños enfermos de cáncer para que «la quimio jugando se pase volando».