Concierto

Mäbu: «Conectamos sentimientos y melodías de una forma ensoñadora»

01/03/2020

María Blanco Uranga (Bilbao, 1988) estuvo mucho tiempo recorriendo los locales de su ciudad natal, acompañada de su guitarra, cantando versiones y temas propios hasta que encontró a un compinche para abrir las alas y volar más alto.

ETIQUETAS:
- pop
- rock

Ya han pasado casi doce años desde que, con la complicidad de Txarlie Solano, fundara la banda Mäbu que el 6 de marzo desembarcará en el auditorio Alfredo Kraus.

La cantante y compositora reconoce que no ha sido fácil encontrar un espacio en la escena musical española para un proyecto tan personal como el suyo. «Quedaría muy bien si dijera que la ilusión todo lo puede y que con tesón y trabajo todo se consigue. Cuando te implicas en un proyecto artístico el camino tiene muchas cosas gratificantes, pero en muchos casos es frustrante. Gracias a dios, como le digo a Txarlie, somos unos supervivientes de la industria», comenta Blanco en una conversación telefónica.

Sin embargo, recuerda la artista, el hecho de estar fuera de los circuitos comerciales también tiene sus ventajas. «Hacemos lo que nos da la gana. Nadie nos dice qué tenemos que hacer y cómo editar nuestros discos. Es el camino que eliges porque el arte te llama», abunda la cantautora que será la encargada de abrir el ciclo Autoras programado en marzo en el coliseo de Las Canteras.

Su música elude cualquier etiqueta pero, puestos a elegir, la líder de Mäbu –con diéresis, como recalca con insistencia– lo tiene claro. «Dream pop, o mejor, en español, pop onírico, o indie pop», indica Blanco que se identifica con el calificativo de independiente porque Mäbu es una banda autogestionada que produce sus propios temas. «Al final eso es una banda indie, que está fuera de las radio fórmulas y es ajena a las multicinacionales, alejada del lado comercial de la música», añade.

El concierto del viernes marcará el rumbo que tomará la banda en los próximos meses. «Estamos a punto de sacar el adelanto de nuestro nuevo disco. Un EP que saldrá el 20 de marzo. Empezamos a tocarlo en Gran Canaria. Sacamos nuestro último disco hace dos años, pero llevamos cuatro años sin presentar canciones inéditas», explica sobre los cuatro nuevos temas nacidos bajo el título de Primavera. A estas nuevas canciones se sumarán las incluidas en su último álbum con el que Mäbu celebraba sus diez años de trayectoria. «Son los temas más emblemáticos de la banda, los que más nos reclaman en los conciertos», explica Blanco quien presentó aquel disco en la capital grancanaria el pasado mes de mayo. «Las canciones no serán las mismas ni tocadas de la misma forma», aclara para animar a los isleños que disfrutaron de aquel concierto a repetir el encuentro con su música. «El fuerte de Mäbu –sostiene Blanco– es el directo. Siempre digo en el escenario, después de tocar un par de canciones, que es el momento de evadirse de los problemas. La vida es suficientemente dura. Queremos crear una atmósfera, un universo paralelo, conectando melodías y sentimientos desde una perspectiva ensoñadora. Eso crea un oasis en el desierto y pone un granito de ilusión en la gente que luego va a seguir con su vida, que bastante puñetera es», apostilla.

En los genes.

María Blanco supo que se iba a dedicar a la música casi desde que nació. «Creo que siempre me ha gustado la música. Vengo de una familia de músicos y a mi alrededor siempre ha existido», comenta la hija de los populares Sergio y Estíbaliz. Sin embargo, reconoce, que la escena musical que vivieron sus padres dista mucho de la actual. «El consejo más valioso me lo dio mi padre. Tuve la oportunidad de entrar en otras bandas, pero cuando le dije que quería hacer mis propias canciones me dijo: p’alante»