«Los mecenas compraron mi disco tras escuchar solo uno o dos temas»

Tote Besarte toca este sábado en The Paper Club.

M.A./LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

— ¿Por qué este disco llamado y en este momento?

— Porque el tiempo pasa muy rápido y llega un día en el que te das cuenta que tienes dentro planes pendientes, sueños, ilusiones (o como lo quieras llamar , que te acompañan esperando su momento. Y parece en realidad que no va a llegar nunca. De repente, un día te lanzas con todo el temor y entonces ocurre la magia: Encuentras apoyos, ánimos y ayuda en todas partes Y coges más fuerza y te lanzas adelante porque como no tienes nada que perder te puedes permitir el lujo de hacerlo por el placer de cumplir tu sueño y compartirlo.

— Cuenta y comparte, en lo que ha sido su proyecto de mecenazgo, que después de años componiendo, tocando para otros, ha llegado su momento. ¿Cómo lo está viviendo?

— Con muchísima ilusión. Es muy bonito ver todo el apoyo que he tenido y sigo teniendo. Los mecenas compraron mi disco sin haber escuchado más que uno o dos temas y ese apoyo tan incondicional otorga mucha fuerza. Aunque también debo reconocer que lo estoy viviendo con mucho estrés, pues hay muchísimo trabajo de mucha gente detrás de todo lo que se ve. Aunque siempre está recompensado.

— ¿Cuál de las diez canciones encerradas en Sin Compromiso es la letra que más le ha gustado, o la que más dice sobre usted?

— ¡Uff! ¡Qué pregunta más difícil. Es como la de a qué hijo quieres más! Todas tienen un poco de mí, de algún momento de mi vida, pero si tuviera que identificarme más con una, sería con Lo que tú me das. Quién no ha vivido esa dicotomía en una relación de pareja, ¿verdad? Siempre me resultó muy real. Nada de poesía del amor sino el día a día descarnado, la batalla que no dejas de pelear y te sigue mereciendo la pena por tu pareja.

— Después de , ¿vendrá algún disco más?

— Sí, sin duda. Tengo ya temas compuestos para grabar algún que otro disco más, pero sigo componiendo porque es parte de mí. Si todo va bien me gustaría mucho sacar un buen montón de temas del segundo disco para el año que viene. Estoy deseando ponerme a trabajar en ello.

— En algunas entrevistas radiofónicas, se le ha escuchado decir que está enfadado con la música que se hace hoy en día. ¿A qué se refiere?

— Porque creo que la música debe ser hecha con amor, cariño y tiempo. Cuando termino de componer una canción y toda ella «encaja», suelo emocionarme casi hasta las lágrimas. Ese es el indicador que me dice que está lista y cargada de «mi». El proceso puede durar días o meses. Componer con sentimiento, cuidando el detalle. No creo en hacer bases en un ordenador y ver cambiar la acentuación de las palabras para hacerlas rimar o cosas similares. Cuando escucho esas cosas me da mucha pena por tantos artistas que hacen cosas muy buenas y no pueden salir a delante por falta de apoyos. Y no hablo de un estilo en concreto: creo que hay música buena y mala en todos los estilos.

— ¿Inspira más el amor o el desamor para componer?

— Inspira más el amor, pero en el desamor al quedarte solo, pues deja más tiempo para hacerlo.

— Para los que vayan a verle en la presentación, ¿Qué va a ofrecer en The Paper Club y quién le va a acompañar en el escenario?

— Voy a ofrecer a la gente mi esencia, mi música. En este disco hay mucha variedad de estilos. Empezaremos por los más intimistas y tranquilos y luego iremos animando la fiesta con los temas más movidos. Vamos a hacer los 10 temas que se incluyen el disco, y alguna que otra versión sorpresa del pop rock español. Además tengo la grandísima suerte de poder contar en el escenario con unos músicos increíbles: Juanma Barroso, a la guitarra; Marcial Bonilla, al bajo; Leo Bea, a la batería; y Jenny Padrón al violín y coros. Hay mucho nivel en cada instrumento.

— Hay temas en inglés en el disco. ¿Esto tiene alguna razón especial?

— No, la verdad es que no hay ninguna razón especial. A veces fluyen en castellano y otras veces me suenan mejor con letras en inglés, sólo eso.

— ¿Vinilo o tecnología de última generación para la música?

— Son dos amores distintos. Me encanta el vinilo y como suena el analógico, pero quién se resiste a ver qué hay detrás de la música en 8D. Yo me muero de curiosidad. Hay que probar de todo.