Estreno

Los amigos de Lozano confluyen en ‘Donde mueren los ríos’

14/11/2019

La palabra escrita de Antonio Lozano (Tánger, 1956 - Gran Canaria, 2019) sonará en las voces de algunas de las personas que tuvieron la fortuna de cruzarse con el escritor y activista cultural en algún momento de su vida en el montaje Donde mueren los ríos.

El espectáculo reunirá a 60 amigos de distintos continentes y profesiones que el día 29 de noviembre, en el teatro Pérez Galdós, y el 30 de noviembre, en el Teatro Auditorio de Agüimes, protagonizarán esta propuesta que homenajeará al autor, profesor, traductor y fundador del Festival del Sur Encuentro Tres Continentes fallecido el pasado febrero.

«Antonio no tenía amigos, sino muy muy amigos. Todos han comido un cuscús de Antonio o han leído alguna de sus novelas», explicó el director escénico del montaje, Mario Vega. Así, ese fin de semana, coincidirán en la isla los afectos que Lozano fue sembrando por el mundo para participar en este encuentro. Escritores como Carlos Zanón o Julio Salvatierra, actores como Álvaro Lavín, Pilar Rey o Marina Szerezevsky, compañeros de trabajo, periodistas, allegados y familiares subirán al escenario en un proyecto que surgió hace un año, cuando Lozano estaba en una fase muy avanzada de su enfermedad, con el objetivo de vincular la literatura y la música africana a través de su novela Donde mueren los ríos. «El espectáculo es un lugar donde los amigos de Antonio podamos encontrarnos y podamos encontrar a Antonio a través del propio texto», comenta Vega sobre este montaje con una banda sonora moldeada por los gustos musicales de Lozano, con los temas que le gustaba escuchar y cantar. «Una de las partes menos conocidas de Antonio es su pasión por la música», explicó el director de Unahoramenos sobre una banda sonora que abarca desde la morna caboverdiana a la chanson francesa.

«Hay mucha gente deseando estar y compartir este espacio de recuerdo hacia Antonio», recalcó Vega acerca de las personas, gran parte de ellas procedentes del archipiélago y de la península y algunas de África y Colombia, que subirán a la montaña de tres toneladas de sal que ocupará el escenario del Pérez Galdós y sobre la que Juan Carlos Cruz proyectará sus dibujos realizados en directo.

Ellos realizarán una lectura dramatizada del extracto realizado por Julio Salvatierra de la novela Donde mueren los ríos (2003), un texto que –según Vega– compendia los principales temas que abordó Lozano en su trayectoria creativa: la emigración, la corrupción, la esclavitud sexual, el poder o la violencia que sufren los marginados. «Van a estar ensayando varios días. Trabajaremos con los actores que, lógicamente, serán quienes tengan más peso, pero la idea es que todos y cada uno de ellos –los escritores, los amigos y los hijos de Antonio– construya su propio personaje y lo defienda escénicamente», apuntó.

Timple y kora para una novela negra

La música, dirigida por Carlos Oramas, será el hilo conductor de este espectáculo que sintetiza Donde mueren los ríos (2003), la segunda novela de Antonio Lozano que relata el encuentro de cuatro inmigrantes en Gran Canaria, cuyas vidas se cruzarán debido al asesinato de una prostituta senegalesa.

Las voces del director de Los Gofiones, Víctor Batista, y de la actriz Marta Viera estarán acompañadas por el timple de Germán López, la kora de Ibrahima Diabate y la música original de Taller Canario, además del piano de Goretti Peña y la flauta de Manolo Benítez. Juntos repasarán parte del amplio universo musical que envolvía a Lozano; cuyas preferencias abarcaban desde Claudio Monteverdi hasta Salif Keïta, pasando por Georges Moustaki.

Estas canciones servirán de banda sonora a una narración caleidoscópica que refleja el drama de las personas que llegan a Canarias en busca de un futuro mejor a través de las historias de cuatro personajes prototípicos en la obra de Lozano: Amadú, un profesor que sufre persecución política en Sierra Leona; Usmán, un huérfano de Uagadugú que representa a los niños de la calle; Fatiha, una joven marroquí que logra salir de una situación de prostitución y Tierno, un pastor que encarna la cultura tradicional.