Lila Downs toca el 22 de junio en la capital grancanaria

08/05/2019

La cantante mexicana Lila Downs acaba de publicar su nuevo disco Al chile, que presentará en directo el próximo 22 de junio, en Las Palmas de Gran Canaria, en el marco de las fiestas fundacionales de la ciudad.

ETIQUETAS:

Un día antes, la artista iniciará su gira española en Pontevedra. Hasta el próximo 4 de julio tocará en Córdoba, dentro de su festival de la guitarra, en Barcelona (26 de junio), Pamplona (29 de junio), Burgos (1 de julio) y Madrid (2 de julio).

Se trata de un aluvión de ritmos para «gozar» y que la gente sienta «esas cosas que sentimos cuando comemos chile», pero también para denunciar el trato que reciben los emigrantes que llegan a Estados Unidos al cruzar desde México, apunta en un comunicado la artista sobre su nuevo trabajo discográfico.

Con un raudal de energía pese a los compromisos promocionales, Downs, ganadora de seis Grammys, cuenta que en este disco, donde los ritmos folclóricos como el corrido mexicano o la cumbia colombiana se mezclan con sonidos electrónicos, le canta al chile. Hablar al chile «es hablar directo, sin ninguna hipocresía, sin ninguna vuelta ni diplomacia», explica.

Es por eso que para uno de los temas de este disco interpreta Clandestino, el éxito de 1998 del cantante hispano-francés Manu Chao en el que se solidariza con los migrantes, sobre todo de África, que pierden la vida en el estrecho de Gibraltar.

En su versión, les canta a los que dejaron la vida entre Tijuana y Bagdad y traslada la canción sobre todo a Latinoamérica y a su México natal haciendo referencia a los guerrerenses, oaxaceñas o chiapanecas que buscan una vida mejor en EE UU y denunciado las condiciones en los centros de detención, sobre todo la de los menores.

La gira de presentación de su nuevo trabajo arranca hoy en Stanford (EE UU).

En sus conciertos proyectará un documental sobre los centros de detención estadounidense. «Esa parte me ha molestado mucho porque tengo un hijo y me pongo a pensar en si lo encerraran. Me desespera sentir que la gente sea indiferente a algo así», comenta.