Ópera

La tragedia de ‘Carmen’ saca la ópera a la calle

17/05/2018

Carmen, de Bizet, es el título elegido por la asociación de Amigos Canarios de la Ópera (ACO) para intentar ganar adeptos al género en una función especial que podrá ser contemplada, al mismo tiempo, en el interior y en el exterior del teatro Pérez Galdós, gracias a la retransmisión en directo que ofrecerán las cámaras de Televisión Española en Canarias. La obra, una producción del teatro Villamarta de Jerez de La Frontera, se representará los días 22, 24 y 26 de mayo. Será en esta última función cuando la tragedia también se pueda contemplar en el exterior del teatro Pérez Galdós, donde se prevé instalar alrededor de 400 butacas.

«Vi esta producción y me enamoré de ella», dijo el coordinador artístico de ACO, Ulises Jaén, acerca de este título que la asociación ya ha programado otras seis veces desde 1972. «Es la Carmen más andaluza que he visto. Sevilla ha llegado a Las Palmas», señaló Jaén quien destacó la complejidad de adaptar al teatro Pérez Galdós la escenografía diseñada por Jesús Ruiz, un ambientación que subraya la teatralidad de una obra plagada de arquetipos que, por desgracia, perviven en la violencia machista. «Lo que me interesó fue su cercanía al mundo de la tragedia griega», comentó el director de escena Paco López, que ha procurado identificar «las energías» y los «conflictos fundamentales del ser humano».

De hecho, López ha formulado Carmen como un viaje desde «el amor a la muerte». «El primer acto, es el descubrimiento del amor; en el segundo acto, aparece el gran tema de la libertad; en el tercero, el destino -el fatum- hace de las suyas; y el cuarto acto es el de la muerte. Es un viaje experiencial. No de Carmen, que siempre sabe quién es, sino de don José». Según López, el personaje sufre al abandonar sus claves culturales movido por el deseo hacia la gitana, luego se sentirá abandonado por ella y, finalmente, sucede algo «tan actual, por desgracia, como la violencia de género; o conmigo o sin mí, no existirás».

Una bailaora, Amanda de Paula, representará al destino que va envolviendo a los personajes en la tragedia que se desarrolla en una especie de ágora, un espacio corpóreo con elementos del barroco andaluz «desgastado y arruinado».

En el cartel, diseñado por Martín Chirino, aparece un estoque medieval que atraviesa un clavel rojo y dos blancos sobre fondo negro. «Es impresionante el modo en el que Chirino ha condensando con tres elementos toda la ópera», indicó el director de la Fundación Auditorio y Teatro, Tilman Kuttenkeuler.

La mezzosoprano italiana Annalisa Stroppa está muy satisfecha con su debut en el teatro Pérez Galdós. Por un lado, considera un honor pisar las mismas tablas que su admirado Alfredo Kraus y, por otra parte, se felicita de poder encarnar a una Carmen gitana que «expresa toda la emoción de una mujer fuerte pero, a la vez, frágil», señaló la cantante que ya ha representado este rol tres veces; en Italia, Francia y Austria. «Eran otro tipo de Carmen, muy modernas y contemporáneas. La de Francisco López es más andaluza. Es la Carmen que siempre he deseado hacer», indicó Stroppa que subrayó el amplio arco interpretativo de su personaje.

Por su lado, el barítono eslovaco Dalibor Jenis, que encarnará al torero Escamillo, destacó la capacidad del director de la OFGC, Karel Mark Chichon, para insuflar energía a los músicos y «entender a los cantantes».

También Leonardo Caimi, que asume el rol de don José, resaltó la capacidad de Chichon para adaptarse a las voces. El tenor calificó su papel de regalo porque le permite expresar, en calidad de actor, la transformación que experimenta su personaje en su descenso al abismo.

Ambos cantantes aludieron a la calidad del Coro de la OFGC y expresaron su asombro al entenrarse de que la formación vocal es de carácter amateur.