Final de temporada festivo entre los contenedores para la OFGC

10/07/2019

Con un repertorio «ligero y atractivo» y con un tono «festivo», marcado por piezas poco habituales dentro del repertorio sinfónico de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), como son el Mambo de Pérez Prado y el tango Por una cabeza de Gardel, esta formación despide su temporada oficial de conciertos el próximo sábado, día 13, a partir de las 22.00 horas, con el octavo concierto consecutivo que protagoniza en la terminal de contenedores del Muelle de la Luz-Boluda Corporación Marítima.

Karel Mark Chichon, director titular y artístico de la OFGC, lleva las riendas de este concierto del festival Temudas, denominado Aires gitanos, que cuenta como solista con el violinista ruso Sergei Krylov.

«Sergei es un referente mundial, uno de los grandes violinistas del mundo en estos repertorios», apuntó ayer Chichon, en referencia a un programa que incluye piezas como Aires gitanos y la Fantasía sobre Carmen, de Pablo Sarasate, las Csárdás, de la opereta El murciélago, y la obertura de El barón gitano, ambas de Johan Strauss II, así como la obertura de Caballería ligera, de Franz von Suppé, en homenaje al 200 aniversario de este compositor de origen austrohúngaro.

Desde que asumió su doble cargo en la OFGC y mientras los ostente, aseguró en un castellano perfecto el director británico, los conciertos que se desarrollen en este «espacio emblemático» tendrán un tono «más ligero», que, añadió, es lo que el público asistente «demandaba».

«Con este concierto cerramos temporada y no puedo pensar otra forma mejor para hacerlo. Además, el público se encontrará con una Orquesta Filarmónica de Gran Canaria en su mejor momento», puntualizó.

El día anterior, en el Auditorio Alfredo Kraus, la OFGC toca, a partir de las 20.00 horas un programa que también incluye las oberturas de El murciélago y de El barón gitano, las dos piezas de Sarasate, y una selección de obras de Dvorak.

«El concierto es una combinación con el de abono, por lo que la orquesta llega muy bien preparada, porque se repiten ciertas cosas con más exigencias técnicas y musicales. Llega más relajada, entendido positivamente. Esta orquesta se distingue por su calidad musical y humana. En los músicos, en estos conciertos, a pesar del frío que hizo el año pasado, siempre veo caras felices antes y después de tocar», recalcó Chichon.

El arquitecto municipal Juan Espino ha sido el encargado de diseñar el espacio con los contenedores de Boluda, que ocupa un espacio de 5.000 metros cuadrados de los 50.000 del total de la dársena. «La caja escénica ha evolucionado. Se ha mejorado el control del viento y del sonido. Hemos trabajado los contenedores a modo de legos, como si fuéramos niños, aunque los mueven unas grúas inmensas», explicó Espino sobre un enclave «industrial» que se entrega por una noche «a la ciudad y a una música sublime» .

Javier Climent, director corporativo de Boluda Corporación Marítima, puso en valor el hecho de que esta caja escénica «se construya en un tiempo récord», ya que «24 horas antes un barco estará trabajando con esos contenedores», añadió en la sede de la orquesta Filarmónica de Gran Canaria.

El aforo total para este concierto es de 3.200 espectadores. Marisol García, directora del Temudas, señaló que quedan «solo unas quinientas por vender».

Tienen un precio de 12 euros y se pueden adquirir en entree.es y en el punto de información turística en el parque de Santa Catalina. Incluye el transporte en guagua ida y vuelta, junto al Centro Comercial El Muelle (salen desde las 21.00 horas).