Cita con los clásicos del soul

La lucha diaria por sobrevivir, la espiritualidad, la rebeldía ante la injusticia y la idea grabada a fuego de que hay que exprimir hasta el último segundo de los buenos instantes, cuando éstos se presentan, son algunas de las cuestiones que abordan los clásicos del soul, uno de los géneros musicales más característicos de la población negra de Estados Unidos.

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO

Este estilo musical inundará mañana con su rebeldía, potencia y diversión el Cicca de la capital grancanaria de la mano de la Sugar Hill Band, con el veterano cantante Cristóbal Suárez, alias Toba, al frente. El Rainbow Gospel Choir se suma a esta cita musical.

«Tocaremos clásicos del soul de toda la vida. Nosotros no hacemos versiones, interpretamos esos temas universales, sin imitaciones», apunta Toba Suárez sobre lo que el público se encontrará en el recinto de la Alameda, a partir de las 20.30 horas.

Para este concierto, la Sugar Hill Band, todo un clásico de los escenarios isleños, estará compuesta por 12 músicos. «Ya no existe el formato de banda fija, como antes. Ahora estoy rodeado de jóvenes que tocan muy bien», apunta Suárez con nostalgia de unos tiempos pasados que considera mejores.

«Cuando yo era joven, se podía vivir de la música. Ahora, los músicos no sé ni cómo pueden vivir de esto. Para empezar, en las islas carecemos de un circuito musical en condiciones», subraya con pesar este cantante de 72 años.

Los clásicos del soul y el rhythm and blues que abordarán durante hora y media de concierto cobrarán vuelo también con las voces de los 10 integrantes del Rainbow Gospel Choir. «Cantan de maravilla», avanza Cristóbal Suárez.

Reconoce que este concierto «es un proyecto muy personal». «Siempre ha sido así y cuando he dejado mayor chance a otros músicos, las cosas no han salido tan bien», asegura.

«Mi repertorio no es muy popular en las islas. Me refiero al soul y al rhythm and blues de los grandes clásicos. Lo curioso es que cuando conseguimos tocar en directo, al público le encanta. Cada vez canto menos. Me vengo retirando desde hace mucho tiempo. Siempre digo que será el último concierto. En los conciertos me veo rodeado de pollillos nuevos..., pero al final, si sale una nueva oportunidad, vuelvo a subirme al escenario», dice.

La Sugar Hill Band ha tocado incluso en el Porretta Soul Festival, considerado uno de los mejores festivales del mundo de este género.

El soulman Cristóbal Suárez lleva desde los años 60 sobre los escenarios. Pulió su voz en el género, en aquellos años, tocando ante militares norteamericanos en las bases de Rota y Morón.