Multitudinario y emotivo adiós a Almudena Grandes con cientos de personas en el cementerio de la Almudena

Alzando sus libros, sus queridos lectores, cientos de lectores, han rendido un último y sentido homenaje a la novelista madrileña Almudena Grandes. Al paso del féretro han sido muchos los que han abrazado con fuerza esas páginas que la escritora llenó de consuelo y memoria. Los aplausos, los poemas y las canciones de Sabina han tratado de reconfortar a una familia rota que se ha visto arropada por el residente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y sus grandes amigos de la cultura. Entre aplausos han recibido al coche fúnebre. Almudena Grandes ha recibido sepultura rodeada de los suyos, de familiares, muchos políticos y sus amigos. La cantante Ana Belén, emocionada, ha leído uno de sus textos. Su esposo, el poeta Luis García Montero, le ha vuelto a regalar, por última vez más, un libro de poemas, confesando que está hundido y que hundido es un nuevo modo de estar enamorado. Hoy la realidad es la evidencia de la frase de Almudena Grandes: que no hay amor, sin admiración.-Redacción-

ATLAS ESPAÑA