La puesta de largo de la 11ª edición se llevó a cabo, ayer, en El Jable. / C7

La Muestra de Cine lanzaroteña reivindica proteger El Jable

Elena Tammaccaro, del laboratorio L'Immagine Ritrovata, recogió la botella de vino Georges Glas de El Grifo como Premio Honorífico

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El protagonista de la Muestra de Cine de Lanzarote de este año, que arrancó este miércoles, es el viento, que a lo largo de siglos se ha encargado de moldear lugares únicos en el mundo como el Jable. El cine iluminó en la tarde-noche sus páramos, que son una gran extensión de arena de orígen orgánico, que atraviesa la isla de este a oeste. Debido a sus peculiares características, el Jable constituye un patrimonio natural extraordinario que posee, además, un tipo de biodiversidad única en el mundo.

La Muestra no eligió este lugar para su inauguración únicamente como un escenario admirable. El Jable sufre cada año la extracción ilegal de áridos, que se usan para la construcción, y de este modo la Muestra ha querido poner también el foco de la cultura en un problema con el que luchan cada día autoridades medioambientales y grupos ecologistas.

Por eso, en palabras de Javier Fuentes, director de la Muestra, «elegimos el Jable, porque representa una de las señas de identidad» para este evento. «Desde hace unos años, nuestra preocupación fundamental ha sido vincular la cultura con la singularidad natural e histórica de Lanzarote. Estamos aquí para recordar que son lugares como este los que hacen tan especial nuestra isla, y que nuevas y creativas alianzas entre la naturaleza y la cultura pueden hacer de Lanzarote un lugar mejor, tanto para sus habitantes como para los que vienen de fuera», dijo.

Como ya viene siendo habitual, en la inauguración de la Muestra han colaborado artistas y pensadores de distintas disciplinas artísticas. En esta ocasión, Acerina H. Toledo, que condensó de una manera extraordinaria la memoria del viento, su fuerza y sus vaivenes. También participó, Iván Vilella, como artista de 'video mapping', y Juan José Ramos Melo, un reconocido escritor y defensor del medio ambiente.

En uno de los momentos más emotivos de la noche, Elena Tammaccaro, del laboratorio L'Immagine Ritrovata, recibió el Premio Honorífico. «Para nosotros es un reconocimiento de la pasión que ponemos cada día en nuestro trabajo y desde aquí desde Lanzarote nos llevamos un impulso increíble para seguir con fuerza en nuestra labor que si cabe es aún más difícil en estos tiempos complicados en los que vivimos», dijo tras recibir una botella de vino George Glas, de Bodegas El Grifo, fue entregado, como es ya una tradición, por la pareja de librepensadores que hace ya más de una década maquinaron la idea de que Lanzarote tuviera una Muestra de Cine independiente, los ínclitos: Marco Arrocha Pérez y Juan Rafael Martínez Curbelo (Busqui), padres fundadores de la Muestra de Cine de Lanzarote, cuya 11ª edición se desarrollará hasta el 5 de diciembre.