Taylor Hawkins, en un concierto. / Efe

Muere Taylor Hawkins, el baterista de la banda de rock Foo Fighters

Ha fallecido horas antes de que actuaran en el Estereo Picnic, un festival de música que se celebra a las afueras de Bogotá

J. VARELA

Conmoción en el mundo de la música. El baterista de la banda Foo Fighters, Taylor Hawkins, falleció en la noche del viernes en Bogotá según confirmó la banda a través de sus redes sociales. En el comunicado, el grupo, que se encontraba inmerso en una gira por varios países de América Latina, pidió que se respete la privacidad de su familia. Hawkins, de 50 años, murió horas antes de que actuara con la banda en el Estéreo Picnic, un festival de música que se celebra a las afueras de la capital colombiana.

La Fiscalía notificó que en la prueba toxicológica de orina practicada al cuerpo de Taylor Hawkins se hallaron restos de «marihuana, antidepresivos, benzodiacepinas y opioides», pero sin confirmar la causa de la muerte.

Su cuerpo fue encontrado en el hotel Casa Medina, de la cadena Four Seasons, donde se hospedaba Foo Fighters. «La causa de la muerte se encuentra por establecer. De acuerdo a versiones de allegados, el deceso podría estar asociado al consumo de sustancias estupefacientes», informó la Policía Metropolitana de Bogotá. En 2001, Hawkins, que deja viuda y tres hijos, sufrió una sobredosis de heroína y estuvo dos semanas en coma.

Los fans de la banda que esperaban frente al escenario su concierto en el Estéreo Picnic, previsto para las once de la noche, vieron cómo la organización del festival comunicaba por las pantallas del recinto que por una situación «médica de mucha gravedad» Foo Fighters no iban a actuar. Según pasaban los minutos, la trágica noticia del fallecimiento de Hawkins corrió como la pólvora y muchos seguidores se acercaron hasta el hotel de la banda.

«Devastados»

En su mensaje, los miembros de la banda (Dave Grohl, Pat Smear, Nate Mendel, Chris Shiflett y Rami Jaffee) señalaron que estaban «devastados por la trágica y prematura pérdida» de Hawkins y aseguraron que «su espíritu musical y su risa contagiosa» vivirán con los miembros de la banda «para siempre». «Nuestros corazones están con su esposa, hijos y familia, y pedimos que su privacidad sea tratada con el máximo respeto en este momento inimaginablemente difícil», añadió el grupo que tomó la decisión de suspender el concierto que iban a dar este domingo en Sao Paulo (Brasil).

Después, tienen previsto actuar en mayo en Estados Unidos, viajar a Europa en junio (con concierto en el Metropolitano el 20 de junio) y regresar a su país para seguir presentando su último trabajo 'Studio 666'. Fechas programadas hasta fin de año que ahora están en duda por la trágica desaparición de Hawkins, un californiano de adopción que nació en febrero de 1972 en Forth Worth (Texas). A los cuatro años, su familia se mudó a Laguna Beach, donde estudió y se formó como músico. Tocó con Sylvia y Sass Jordan antes de convertirse en el baterista de Alanis Morissette en las giras de Jagged Little Pill y Can´t Not Tour. Después, en marzo de 1997, hace 25 años, entró a formar parte de Foo Fighters.