Franco Battiato.

Se apaga la voz de Franco Battiato

El compositor italiano, que ha fallecido a los 76 años de edad, tras una larga enfermedad, alcanzó el millón de copias vendidas con 'La voce del padrone', álbum que le hizo famoso mundialmente

IKER CORTÉS Madrid AGENCIAS

Franco Battiato ha muerto. El peculiar cantautor de Catania, de nariz mayúscula, tenía 76 años y llevaba alejado desde 2017 de la escena musical a consecuencia de una enfermedad. Según diversos medios italianos, entre ellos 'Corriere della Sera', el autor de las eternas 'Yo quiero verte danzar' o 'Centro de gravedad permanente', ha fallecido a primera hora de esta mañana, martes 18 de mayo, en su residencia, el antiguo castillo de la familia Moncada en Milo, Sicilia. El funeral se llevará a cabo de forma privada.

Battiato era uno de los grandes compositores de la música italiana. Autor de letras tan ingeniosas y exquisitas como bellas y divertidas, abrazó los sintetizadores y la electrónica desde que en 1970 lanzara su primer sencillo, 'La convenzione', una senda que jamás dejó de explorar. Inquieto y camaleónico, el cantautor dirigió sus pasos en primer lugar hacia el rock progresivo y la música experimental y posteriormente no tuvo problemas en convertirse en una auténtica estrella de pop con 'La voce del padrone' (1981), con el que se convirtió en el primer artista italiano en vender un millón de copias. Fue esta, sin ninguna duda, la época de sus mayores éxitos. Battiato se movía entre el tecnopop y el italodisco con tal soltura que en 1984 llegaba a participar en Eurovision. Junto a una de sus protegidas y amiga, Alice, interpretó 'I treni di Tozeu'. Quedaron en quinta posición.

Vídeo. 'Yo quiero verte danzar'.

Pero Battiato fue además escritor, guionista de documentales, director de cine -'Perduto amor (2003), 'Musikanten' (2006) y 'Nada es lo que parece' (2007) son sus tres películas- y también pintor, bajo el seudónimo de Suphan Barzani. Llegó incluso a ser asesor de Cultura y Turismo para el gobierno regional de Sicilia, cargo del que fue destituido seis meses después por llamar en el Parlamento Europeo «putas dispuestas a todos» a los diputados italianos. No cobró ni un duro durante ese medio año porque había renunciado a su sueldo.

El último concierto celebrado por el artista se remonta al 17 de septiembre de 2017, en el Teatro Romano de Catania y posteriormente tuvo que ser suspendida su gira por motivos de salud. Poco antes del retiro oficial, en agosto de 2019, se lanzó su último álbum, titulado 'Volveremos de nuevo'.

Vídeo. 'La cura'.

Nacido el 23 de marzo de 1945 en Riposto, en la provincia de Catania, Battiato se trasladó a Milán en la primera mitad de la década de 1960 para intentar una carrera como profesional en el mundo de la música. Después de sus primeros trabajos con Giorgio Gaber y Ombretta Colli, debutó como solista del sello Bla-Bla de Pino Massara con los álbumes 'Fetus' (1972) y 'Pollution' (1972), ya en su etapa progresiva. Músico intuitivo y poco técnico, Battiato comenzaría a despuntar con discos como 'Sulle corde di Aries' (1973), 'Clic' (1974) y 'Mademoiselle le gladiateur' (1975). Fue en esta etapa cuando aprendió armonía y también a tocar el violín por recomendación del compositor alemán Karlheinz Stockhausen, al tiempo que seguía diseñando texturas y líneas melódicas con su VCS 3, un viejo sinte analógico británico.

En España, su reconocimiento llegó a mediados y finales de los ochenta mediante las recopilaciones 'Ecos de danza sufi' (1985) y 'Nòmadas' (1987), donde regrababa muchos de sus clásicos traducidos a nuestro idioma.