Noah Gordon en una imagen de archivo. / Ángel Martínez

Muere Noah Gordon, el escritor que revolucionó la novela histórica

El periodista y autor estadounidense, de 95 años, atrapó a millones de lectores con la trilogía de novela histórica iniciada por 'El médico'

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁN Madrid

Las ganas de leer un libro cuando es imposible conseguirlo provoca situaciones extrañas como que una traductora escriba varias misivas al propio autor para preguntarle cómo se podían traducir ciertas expresiones judías al chino. Era una adaptación casera y pirateada de 'El médico', la novela que consagró a Noah Gordon como uno de los revolucionarios de la novela histórica. Libro que en China se publica pirata. «Es gracioso que, además de robarte el fruto de tu trabajo, te pidan ayuda para mejorar el latrocinio», contaba hace unos años el propio Gordon, que acompañaba a esta peculiar historia con una sonora carcajada. Anoche, este periodista y escritor, falleció en su casa neoyorquina a los 95 años.

El éxito literario le llegó tarde a Gordon (Worcester, Massachusetts, 1926), un judío agnóstico, de familia centroeuropea (su padre era bielorruso) que quiso ser periodista desde que vio a uno cubrir las fiestas infantiles de su barrio. Un niño que pasó su infancia devorando libros en la biblioteca municipal y su juventud trabajando en diferentes tiendas, como una sombrerería. Allí descubrió que era daltónico porque era incapaz de poner en orden cromático estos complementos.

Se libró de ir a la Segunda Guerra Mundial porque justo antes de ser llamado a filas, Japón se rindió. Estudió primero medicina, que no terminó, y luego se decantó por el periodismo. Comenzó a trabajar en el 'Worcester Telegram' hasta que le contrató el 'Boston Herald' en 1959. Compaginó el periodismo, donde se volcó en la Ciencia, y empezó a escribir sus primeras novelas: 'El rabino' (1965) y 'El comité de la muerte' (1969). Después llegaría 'El diamante de Jerusalén' (1979) y un punto de inflexión que cambió su carrera.

El salto

Gordon trabajó durante meses en una novela de espías. El resultado fue «un bodrio». Cuando iba a dejar sus aspiraciones literarias, su mujer Lorraine le animó a darse una última oportunidad. Si el texto no le convencía y no cumplía las expectativas, lo dejaba y volvía a intentarlo con el periodismo. Afortunadamente, acertó y en 1986, con casi 60 años, publicó 'El médico'.

Un libro del que se han vendido más de 20 millones de ejemplares en todo el planeta (más conocido fuera de Estados Unidos que en su propio país) y que sigue atrayendo al público 35 años después de su publicación. La novela, ambientada en el siglo XI, narra cómo un joven inglés (Rob) se forma como médico en Persia con Avicena, bajo otra identidad (Jesse ben Benjamin) y otra religión (judía). «El eje del libro no es el fanatismo religioso, sino la lucha de cómo se aplica la religión por parte de las organizaciones religiosas», incidía el escritor en 2013 durante la presentación de la película basada en su novela.

«En un milenio apenas ha cambiado la naturaleza humana. La diferencia radica en que entonces se luchaba con espadas. Ahora tenemos armas para eliminar países enteros», señalaba. La trilogía de novela histórica se completó con 'Chamán' (1992), el título favorito de Gordon, y 'La doctora Cole' (1999).

Después, un libro de cuentos 'Sam y otros cuentos de animales' (2002) y dos novelas: 'El último judío' (1999) y 'La bodega' (2007), ambientada en España. Gordon aseguraba que los mejores vinos del mundo se cosechaban aquí y se jactaba de conocer muy bien el país. Para esta última novela contó con la colaboración de su hijo, afincado en Barcelona. Desde entonces, confesaba solo escribir relatos cortos, aunque también afirmaba estar trabajando con una novela que no iba a ser histórica.