La pintora Margaret Keane. / Keane-eyes-com

Margaret Keane, la pintora de los ojos grandes, muere a los 94 años

Tim Burton llevó al cine la historia de la singular artista, engañada por su marido que se hizo pasar por el autor de sus cuadros

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCI Madrid

Margaret Keane, la artista que logró fama universal como 'la pintora de los ojos grandes', murió el domingo a los 94 años en su casa de California a causa de una insuficiencia cardíaca. Su familia comunicó este miércoles su deceso. Durante años su marido se atribuyó la autoría de sus cuadros, protagonizados a menudo por niños con enormes ojos tristes. Tras sobrevivir a la pesadilla de una batalla legal, la artista logró recuperar su obra y su dignidad en los tribunales. Tim Burton llevó su historia a la gran pantalla en 'Big Eyes' en 2014.

Su obra, denostada durante un tiempo, está considerada como una de las joyas de la cultura pop y se ha convertido en objeto de deseo para coleccionistas que pagan hasta 200.000 euros por sus cuadros.

«Nos entristece anunciar que Margaret Keane,'La madre de los ojos grandes', nuestra reina, una maestra Moderna y legendaria falleció pacíficamente el domingo por la mañana en su casa en Napa», se leía en su página oficial de Facebook.

'Niña hawaiana con loro', obra de Margaret Keane. / Keane-eyes.com

Peggy Doris Hawkins era el nombre de soltera de la artista, nacida en 1927 en Nashville, Tennessee. Estudió diseño en Nueva York antes de encontrar trabajo pintando cunas para bebés en la década de 1950. Pronto forjó su singular estilo pictórico, antes de conocer a Walter Keane en 1955. Este se convirtió en marido y con argucias se adjudicó la autoría de su características pinturas con personajes de ojos saltones firmada por 'Keane' y que comenzó a vender como si fueran suyas.

Convenció a la pintora de que era «una solución más realista» y ella aceptó la patraña. En los años 60 su pinturas eran omnipresentes y las adquirían estrellas como Dean Martin, Joan Crawford o Natalie Wood, además de la familia Kennedy. «Creo que lo que ha hecho Keane es fantástico. Tiene que ser bueno. Si fuera malo, a mucha gente no le gustaría», dijo entonces Andy Warhol. Luego la crítica la masacró.

Walter la amenazó con matarla si hacía público el secreto. Pero la pareja se divorció en 1965 y en 1970 se supo al fin que ella era la verdadera autora de los cuadros. En 1986 demandó tanto a Walter Keane como al diario USA Today por afirmar que él era quien estaba detrás de las pinturas. Durante el proceso, y por petición del jurado, se pidió a la pareja que pintaran en la sala un cuadro, algo a lo que Walter se negó alegando una lesión en hombro. El jurado falló a favor de Margaret que ganó el juicio, pero nunca recibió los cuatro millones de dólares de indemnización que pedía al sentencia porque Walter Keane se declaró en bancarrota.

Walter murió arruinado en el año 2000, a los 85 años. La artista se trasladó a Hawai y se casó con el periodista deportivo Dan McGuire. Durante años, recibió propuestas para llevar su vida al cine, pero las rechazó. Hasta que los guionistas Scott Alexander y Larry Karaszewski le mostraron el guión que habían escrito y Keane aceptó.

El proyecto se estancó, hasta Tim Burton llegó al rescate y llevó al cine su historia en 'Big Eyes' ('Ojos grandes') protagonizada por Amy Adams, lo que generó un breve renacer de la popularidad de su trabajo, aunque para la pintora la película fue «una experiencia traumática».