De izquierda a derecha, Antonello Allemandi, Tilman Kuttenkeuler, Ulises Jaén, Murat Karahan, Youngjun Park y Carlo Antonio de Lucia. / COBER SERVICIOS AUDIOVISUALES

'Manon Lescaut' llega con la OFGC reducida por los protocolos y un montaje «fiel» a la partitura

La 55ª temporada de ópera de la capital grancanaria regresa al Pérez Galdós desde el próximo martes con un clásico 'Pucciniano'

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

Tras el exilio forzoso en el Auditorio Alfredo Kraus durante casi toda la pasada temporada y en los dos últimos títulos de la diseñada para 2022 por las restricciones impuestas para frenar la pandemia de la covid-19, la 55ª Temporada de Ópera de Las Palmas de Gran Canaria-Alfredo Kraus regresa la próxima semana a su espacio natural del Teatro Pérez Galdós con tres funciones de 'Manon Lescaut', de Puccini.

Esta ópera de cuatro cuartos estrenada por primera vez en 1893 cobra vida ahora los días 22, 24 y 26 de febrero, siempre a las 20.00 horas, con una producción en colaboración con el ucraniano Teatro Nacional de Lviv y con una representación «fiel» a la partitura de Giacomo Puccini, avanzó ayer Carlo Antonio de Lucia, responsable de la dirección escénica. «El montaje arranca con Manon teniendo una especie de 'flashback' o sueño en el que aparece todo lo que le ha sucedido mientras viaja en un galeón al destierro de América. Apostamos por un vestuario clásico y respetuoso con Puccini. Se cuenta todo lo que está en la partitura. La relación entre los personajes, que es lo importante, hace olvidar la escenografía. Esto es como si te pones a ver la 'Gioconda'. Lo importante es el cuadro, no el marco», defiende el director italiano.

De Lucia entiende que su oficio consiste en ser un «ejecutor e intérprete» de la ópera diseñada por el compositor y el libretista, y no se transforma en un «creador» que desvirtúa la pieza primigenia.

«Como director artístico, nunca representaremos una ópera que sea distinta a la original. No creo en desvirtuar la ópera como sí hacen algunos creadores», añadió Ulises Jaén, máximo responsable del diseño de estas temporadas en la capital grancanaria.

Ulises Jaén destacó que 'Manon Lescaut' es un título «emblemático» del repertorio y a su vez «difícil» de representar tanto para la orquesta como para las voces. En este segundo apartado, avanzó, los melómanos se toparán con un reparto en el que figuran cantantes «de los más importantes a nivel mundial». Algunos repiten con los Amigos Canarios de la Ópera (ACO), como es el caso de la soprano María José Siri y del joven barítono surcoreano Youngjun Park.

Quien se estrena en la isla es el tenor Murat Karahan en la piel de Des Grieux, rol que dijo tener «muy interiorizado». Añadió que espera «dar lo mejor» que tiene sobre el escenario y más aún en la tierra natal de Alfredo Kraus, todo un «referente» para él.

Antonello Allemandi llevará las riendas de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), que ha tenido que reducir casi a la mitad sus efectivos en el foso para ajustarse a la normativa sanitaria actual. Esto implica, reconoció, ciertos «colores» diferentes en la orquestación, debido también a la distancia existente ahora entre los músicos.

El director, que dijo haber sufrido 53 cancelaciones desde que empezó la pandemia, destacó «la flexibilidad» de la OFGC para encarar estas dificultades y los «constantes y rápidos cambios de 'tempo'» que incluye la partitura de Puccini, al que definió como «un gran orquestador».

María José Siri, en 'Adriana Lecouvreur', en 2021. / nacho gonzález-aco

María José Siri, en reposo para recuperarse de una leve afonía

La soprano uruguaya María José Siri, encargada de dar vida al rol protagonista de Manon en esta producción, se ausentó de la presentación de ayer aquejada de una leve «afonía de la que se está recuperando con reposo y descanso», explicó Ulises Jaén.

El director artístico de ACO confía en que la cantante se encuentre totalmente recuperada en las próximas horas para afrontar las tres funciones. Aclaró que entre estos artistas, cualquier problema vocal hace saltar todas las alarmas.

Dijo que si su dolencia se agrava, la organización de esta temporada «va un paso por delante» y se tienen previstas alternativas para que no se suspendan las funciones.

María José Siri regresa, si todo va bien, a una temporada en la que el año pasado hizo historia. Fue la primera soprano que logró dar un bis por petición del público grancanario. Lo hizo el año pasado con 'Adriana Lecouvreur', en el Auditorio Alfredo Kraus.