'Conversation Piece (hirshhorn)', 1995, una de las piezas de Juan Muñoz que se verá en el Museo Patio Herreriano de Valladolid.. / R. C.

Magritte, Muñoz y Morandi, tres maestros para una esperanzada 'rentrée' artística

Museos y fundaciones tratan de seducir de nuevo a un público masivo con una atractiva oferta de exposiciones

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCI Madrid

René Magritte, Juan Muñoz y Giorgio Morandi son tres de los grandes nombres que brillarán en la temporada de exposiciones que está a punto de comenzar. Tres genios con la 'm' de maestro en sus apellidos, pero de épocas y géneros dispares. Magritte, el astro del surrealismo, será el primer protagonista de la 'rentrée' en el Museo Thyssen, que dedica al artista belga una gran retrospectiva. El Museo Patio Herreriano de Valladolid hace lo propio con Juan Muñoz, el artista español más internacional del último tercio del siglo XX y de cuya muerte se acaban de cumplir veinte años. Completa el trío de ases Morandi, a quien la Fundación Mapfre dedica la exposición más potente de su temporada.

Tras un año difícil que mantuvo a los museos a medio gas y en algunos casos clausurados, el mundo del arte se aferra a una normalidad que no acaba de serlo y espera recuperar la asistencia masiva a las atractivas exposiciones que programa. El Prado abre temporada homenajeando a sus amigos, y el Reina Sofía avanza en su radical reordenación y abre temporada con Michael Schmidt.

El Thyssen reúne casi un centenar de obras de René Magritte y rescata las películas y fotos caseras del genio del surrealismo

«Mis cuadros son pensamientos visibles», repetía René Magritte (1898-1967), que con sus pipas, manzanas y sombreros hongos, hombres, rocas y árboles casas que desafían a la gravedad, creó un inquietante universo. Se podrá explorar a partir del 14 de septiembre en 'La máquina Magritte', la primera gran retrospectiva dedicada al pintor belga desde la que se vio en 1989 en la Fundación Juan March.

Audacia provocativa

Comisariada por Guillermo Solana y con el apoyo de la Fundación Magritte, reúne 95 obras de instituciones y colecciones particulares de todo el mundo. Sus composiciones «audaces y provocativas» capaces «de alterar la percepción, cuestionar la realidad preconcebida y suscitar la reflexión», según Solana, han conectado con el gran público e influenciado a creadores de varias generaciones.

La exposición se completa con una selección de fotos y películas caseras realizadas por el propio Magritte, que se mostrarán en una instalación especial diseñada por Xavier Canonne, director del Musée de la Photographie de Charleroi.

El corazón de Juan Muñoz, que se detuvo abruptamente el 28 de agosto de 2011, retomará su pulso creador en el Museo Patio Herreriano con la muestra 'Tres imágenes o cuatro. Juan Muñoz, veinte años', a partir del 18 de septiembre. Sus obras jalonan una singular aventura plástica en la que la figura humana y lo teatral tienen resonancias barrocas. La muestra reivindica a Muñoz como «una figura esencial para entender el arte en España de las últimas décadas». Renovador radical de la escultura desde mediados de los años ochenta, «impulsó insólitas formas de mirar en el campo de lo plástico, lo espacial y lo emocional», según los organizadores. Con fondos de colecciones públicas y privadas, la exposición quiere homenajear al audaz talento de Muñoz.

La Fundación Mapfre abre el 24 de septiembre en su sede de Madrid 'Morandi. Resonancia infinita', otra gran muestra que recorre la obra de Giorgio Morandi (1890-1964). Naturalezas muertas, paisajes, jarrones con flores, botellas, frascos y recipientes se repiten en la obsesiva temática del maestro, que apenas viajó fuera de Italia y permaneció casi toda su vida en su casa-taller de la Via Fondazza, en su Bolonia natal. Sus inconfundibles pinturas dialogarán con piezas de artistas influenciados por el estilo del artista boloñés, como Gerardo Rueda, Joel Meyerowitz o Rachel Whiteread.

La 'Gioconda' del Prado

El Prado inaugura el 14 de septiembre 'Cuarenta años de amistad' con las donaciones de la Fundación Amigos del Museo reunidas por primera vez. Le seguirá en la semana siguiente 'El Hijo Pródigo de Murillo y el arte de narrar en el barroco andaluz', para completar su 'rentrée' con 'Leonardo y la copia de Mona Lisa. Nuevos planteamientos sobre la práctica del taller vinciano', una exploración de todos los estudios de las copias de la 'Gioconda', como la que atesora el Prado.

A los 20 años de la muerte de Juan Muñoz, el Patio Herreriano reivindica la audacia del renovador e influyente creador

El Reina Sofía inicia el curso con la primera retrospectiva del fotógrafo alemán Michael Schmidt tras su muerte en 2014 y que se inaugura el 22 de septiembre. Reúne 350 retratos, paisajes, naturalezas muertas y vistas urbanas de un influyente artista que durante cinco décadas rastreó las huellas de la sociedad contemporánea, intercalando instantáneas del paisaje urbano y sus habitantes.

Alice Neil en el Guggenheim y Brassaï en el Picasso de Málaga

El Guggenheim de Bilbao abre temporada el 17 de septiembre con 'Alice Neil: las personas primero', primera muestra en España de la radical artista estadounidense. Neil (1900-1984) evidencia su compromiso social con retratos de activistas contra el fascismo y el racismo, de víctimas empobrecidas por la Gran Depresión, de sus vecinos en el barrio neoyorquino de Spanish Harlem, líderes de organizaciones políticas, intérpretes y artistas 'queer', o miembros de la diáspora global radicada en Nueva York.

En octubre llega al museo bilbaíno 'Mujeres de la abstracción', un recorrido por una historia no contada del arte en los siglos XX y XXI y que reivindica la aportación de las artistas a la abstracción con la presencia de cerca de cien creadoras de disciplinas como la danza, las artes aplicadas, la fotografía, el cine y la 'performance'. En noviembre ofrece las videoinstalaciones y obras gráficas de Sharon Lockhart, que desde la coreografía pone de relieve la profundidad poética del movimiento.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao acoge y muestra 'El Guernica de Agustín Ibarrola', un gran mural de 10 metros de largo por 2 de alto realizado hacia 1977 como homenaje y reclamación de la obra maestra de Picasso por parte de un grupo de artistas e intelectuales que quería instalarlo en un nuevo museo que debería construirse en la localidad de Guernica. A partir del 18 de octubre el museo instalará en sus salas esta icónica obra que reinterpreta algunos de los motivos de la tela del genio malagueño y que la pinacoteca que dirige Miguel Zugaza adquirió en la última edición de ARCO.

'El París de Brassaï. Fotos de la ciudad que Picasso amó', abre el mismo 18 de octubre la temporada del museo Picasso de Málaga. Además de sus legendarias fotos, muestra a Brassaï como un creador prolífico que diseñó libros, dibujó desnudos o talló esculturas.