Premio

Un gran debut literario guiado por los recuerdos del viejo Sidi Ifni

25/11/2018

El eco de los nebulosos recuerdos de su ya lejana infancia en Sidi Ifni le quemaban en la cabeza a Ana María Alonso Fernández-Aceytuno (Las Palmas de Gran Canaria, 1949). Ese fuego lo avivaron durante años sus parientes, que tenían grabados en su memoria los años que pasaron en la ciudad colonial española, fundada en la costa Atlántica de Marruecos en 1934 y que, tras la guerra de Ifni, quedó convertida en una suerte de fortín hasta que el Gobierno español cedió la ciudad a Marruecos en 1969.

Tras su jubilación, Alonso Fernández-Aceytuno tuvo tiempo de indagar en aquellas leves reminiscencias y volcarlas en una narración, titulada Todo quedará en la sombra, que le ha valido el Premio Internacional de Novela Benito Pérez Galdós. «Jamás pensé que fuera a ganar el premio. Estoy contentísima. Además, esto me da un impulso. Me gusta medirme y saber si lo que haces merece la pena», dice la autora que, de este modo tan rutilante y tardío, debuta en la literatura en un viaje hacia su propio pasado. «Todos, en algún momento, volvemos al territorio de la infancia. Nací en Las Palmas y pasaba en la isla los veranos con mis abuelos, pero realmente viví allí hasta los siete años», explica Alonso que, con esta obra, ordenó aquellos destellos de la memoria y los sumó a la información que durante años le proporcionaban sus familiares y otras personas que vivieron en Sidi Ifni. Para ello, se documentó a través de otras novelas, artículos, revistas y de textos escritos por militares centrados, principalmente, en la guerra de Ifni. «Quería enfocarlo de otra manera, partiendo de la información oral de mi familia y de las mujeres que vivieron más tiempo que yo allí», dice Alonso que, además de consultar el Archivo General Militar de Madrid, viajó dos veces a la región norteafricana buscando testimonios de los que vivieron en la ciudad colonial española. «Quería explicar la vida cotidiana: cómo vivían mujeres y niños, cómo pasaron la época de la guerra y el asedio a través de una novela», explica la autora. Para lograrlo, se valió de un personaje; una mujer joven a la que sitúa en este escenario. «La novela se desarrolla entre 1955 y 1958, aunque aprovecho para contar toda la historia de la colonia». De hecho, según Alonso, con esta novela desea rescatar la historia de este enclave de Marruecos situado al norte del Sáhara Occidental y del tamaño de Fuerteventura. «Hay un gran olvido sobre lo que significó esta colonia», comenta. Por ello, el libro tiene una parte histórica que se funde con una trama amorosa. «La protagonista llega de fuera, a través de su mirada, va reflejando y contando lo que ve, las cosas que le sorprenden y desconoce, los arquetipos de la época, las costumbres de sus habitantes y sus conflictos personales», abunda Alonso sobre la vida en una ciudad muy estratificada y cuya población se dividía en tres grandes grupos: nativos, oficiales y suboficiales. «Eran grupos impermeables los unos con los otros, pero convivían plácidamente hasta que empezaron los conflictos». No obstante, la vida allí no era fácil debido a la escasez de recursos.

Así y todo, los nativos que vivieron aquel periodo colonial siempre terminaban diciéndole lo mismo: «fueron los años más felices de mi vida».

Con tiempo y ganas

Ana María Alonso Fernández-Aceytuno ha desarrollado su vida profesional en la medicina, en concreto en la especialidad de Anatomía Patológica, y en la gestión sanitaria. «He sido muy feliz en mi trabajo, No tenía ganas de dejarlo, pero veía en la jubilación la oportunidad de desarrollar esta faceta», explica. Fue entonces cuando empezó a acudir a talleres de escritura, uno de ellos impartido por Alexis Ravelo, para dotarse de herramientas con las que encarar este proyecto. Su siguiente reto será llevar al papel «el microcosmos humano de los trabajadores hospitalarios».