Poesía

Samir Delgado gana el Premio de Literatura Antonio Machado

24/02/2020

El escritor y crítico de arte Samir Delgado (Las Palmas de Gran Canaria, 1978) se alzó este domingo con el Premio Internacional de Literatura Antonio Machado 2020 con su poemario La carta de Cambridge, un libro que supone un «peregrinaje a los mundos del poeta» y que contiene un «ejercicio de reflexión sobre el sentido de la poesía y la experimentación con el lenguaje», explica el autor desde la ciudad mexicana de Durango, donde reside desde hace cuatro años.

La obra de Delgado se impuso a 127 manuscritos de distintos géneros procedentes de 16 nacionalidades, sobre todo, de Latinoamérica.

El premio, dotado con 1.500 euros, se entregó ayer en la sede de la Fundación Antonio Machado, en la localidad francesa de Colliure, dentro de los actos de conmemoración del 81 aniversario de la muerte del autor español exiliado en tierras galas.

El galardón lo recogió el poeta franco-argelino Hamid Larbi quien, en nombre de Samir Delgado, lanzó un «llamamiento a la solidaridad y a la unión de los poetas de todas las lenguas. Como en tiempos de Machado, la hora actual de los problemas en el mundo requiere de un cosmopolitismo abierto y de la defensa de las identidades. Los poetas deben pasar a la ofensiva para combatir la violencia y el odio que genera el capitalismo», abunda Delgado sobre el discurso pronunciado ayer por su colega.

Gracias a los premios que ha ido cosechando, Samir Delgado ha ligado su nombre al de poetas como Tomás Morales, Emeterio Gutiérrez Albelo, Luis Feria y ahora a Antonio Machado. «Estoy muy agradecido por recibir un galardón literario en Francia, más aún porque visibiliza también la voz de autores canarios. Hay que recordar que en 2014 la autora Selena Millares también obtuvo el premio de Collioure con una novela fabulosa», comenta el autor sobre este último galardón obtenido con La carta de Cambridge, un título que alude a una carta destinada a Machado que llegó a Colliure el 23 de febrero de 1939, el día siguiente a su muerte. En ella le ofrecían un puesto de profesor en la prestigiosa universidad de Cambridge. «Con él cayó la Segunda República y escribir sobre la figura del poeta ha significado habitar el exilio en propia carne. De hecho el libro fue escrito en México, el otro lugar de los exilios republicanos», comenta el escritor cuyo libro surgió de una visita a Soria. «Ese es el origen del libro, la estela de vivencias de un viaje a contrarreloj para visitar los paisajes de la poesía de Machado», afirma Delgado sobre un periplo que dejó patente su óptica isleña. «Desde la perspectiva de un escritor insular, las imágenes de tierra adentro en Castilla suponen un espejo clarividente que afianza la cosmovisión atlántica, quiero decir con esto que la poesía canaria también puede escribirse desde cualquier lugar del planeta, el horizonte de la isla se lleva por dentro», dice el poeta cuya trayectoria está salpicada de reconocimientos.

«Los premios han sido siempre un paso importante para la consolidación de una carrera literaria, especialmente para publicar que es el desenlace final del proceso de la escritura. Ser poeta en los tiempos de internet conlleva radicalizar la imaginación para la supervivencia cotidiana. Y dedicarse a la literatura creativa como vocación implica atravesar etapas de incertidumbre constante. Sin embargo el verdadero reconocimiento llega con la propia vida que logran los libros en el mundo. A fin de cuentas creo que escribir poesía hoy es uno de los desafíos más bellos de la vida», sentencia.