Novedad editorial

Gambín publica la cuarta novela de su serie ‘Ira dei’

04/12/2017

El abogado, doctor en Historia y escritor, Mariano Gambín (Melilla, 1963) ha vuelto a elegir La Laguna como escenario para un nuevo misterio al que se enfrentarán los personajes de su saga Ira Dei. Una casa victoriana y un vino de una rara variedad protagonizan su novela de suspense La mansión.

/ Las Palmas de Gran Canaria
ETIQUETAS:

Los lectores de Mariano Gambín habían acuñado el término trilogía para su saga Ira Dei. Sin embargo, la publicación de una nueva novela protagonizada por el inspector Galán, la periodista Sandra Clavijo, la arqueóloga Marta Herrero y el distinguido Luis Ariosto ha convertido su serie en una saga.

Se trata de La mansión, la cuarta entrega de esta historia que Gambín se niega a limitar a una tetralogía. «Con esa palabra se traba la lengua, prefiero llamarla serie La Laguna o Ira Dei», comenta el autor en conversación telefónica.

La obra arranca con la muerte en extrañas circunstancias del dueño de un viejo caserón victoriano enclavado en el corazón de La Laguna. «La casa es inventada, pero está inspirada en una casa que sí existe. Hay casas victorianas de principios del siglo XX en toda la Isla. De hecho, en la plaza de la Junta Suprema hay dos de estilo victoriano. Me he inventado una en un solar que está al lado de las otras», explica sobre el detonante de la historia que implicará a los cuatro personajes, a los que se sumará Olegario, el chófer del aristocrático Luis Ariosto. «Es un exboxeador que se las sabe todas y reclama su parte como protagonista», indica Gambín sobre una novela que define como «una sinfonía coral de cinco personajes que se van entrecruzando».

Otro elemento importante en la trama es el vino. «El dueño de la mansión la deja a sus herederos a condición de conseguir una botella de una uva que solo se hace en un sitio de Canarias. Es un guiño al mundo del vino», relata el escritor que ha preferido inventarse una variedad. «Si existiera realmente, alguien me diría esa variedad la trabaja la bodega de fulanito en Tijarafe», indica el fabulador, que opina que el vino ha sido un elemento poco incluido en la literatura canaria.

Además de la búsqueda de la preciada botella, la novela sigue otras dos tramas paralelas: los extraños sucesos que se registran en la mansión y el rastreo de un tesoro.

Misterios laguneros.

La mansión es la cuarta entrega de su serie centrada en La Laguna. La primera novela, titulada Ira dei, la ira de Dios, se publicó en 2011 con Oristán. Luego la reeditó Roca y ya suma seis ediciones, con 40.000 ejemplares vendidos. Más tarde llegaron otros dos títulos: El círculo platónico (2011) y La casa Lercaro (2013), también ambientadas en La Laguna y reeditadas por Roca a nivel nacional. No podría decir si su estilo directo y ágil ha cambiado en estos años. «Me lo sigo pasando igual de bien que al principio, quizá mejor», sostiene Gambín, que afirma que sus lectores no se ponen de acuerdo para elegir la novela que más les gusta de la saga que, por suerte, se sigue vendiendo.